BIRMANIA

Ejército birmano dice ser inocente de crímenes contra rohingyas

El Ejército birmano asegura que no ha cometido ningún abuso en sus operaciones en Rajine y acusa a los “terroristas bengalíes” (término que utilizan para referirse a los rohingyas) de todos los delitos y crímenes infligidos a la comunidad rohingya en los últimos meses.

Ejército birmano dice ser inocente de crímenes contra rohingyas.
Ejército birmano dice ser inocente de crímenes contra rohingyas.

El Ejército de Birmania aseguró este lunes que sus investigaciones internas muestran que sus soldados no fueron responsables de ningún tipo de abuso durante sus operaciones en el estado de Rajine (oeste), que provocaron el desplazamiento de cientos de miles de rohingya y que fueron descritas por Naciones Unidas como un caso de “limpieza étnica”.

Secretario general de la ONU condena la limpieza étnica en Myanmar

El secretario general de la ONU urgió a Birmania suspender las acciones militares contra los…

En un comunicado publicado en su página de Facebook, las Fuerzas Armadas birmanas afirman haber entrevistado a más de 3.200 residentes —entre ellos más de 2800 “terroristas bengalíes” (término que utilizan para referirse a los rohingyas)— y 800 testigos.

En el texto informan que las tropas birmanas, con el apoyo de la Policía Fronteriza, respondieron a los ataques de los “terroristas bengalíes” del Ejército de Salvación Arakan Rohingya (ARSA), recalcando que “las fuerzas de seguridad lucharon sólo contra el ARSA y nunca dispararon contra bengalíes inocentes”.

El Ejército afirmó que “las fuerzas de seguridad no dispararon contra civiles inocentes ni cometieron actos de violencia sexual contra las mujeres. No arrestaron, ni agredieron, ni ejecutaron a civiles. No destruyeron ni robaron propiedades. No incendiaron mezquitas en localidades bengalíes (…) No amenazaron ni forzaron a huir a civiles”.

A su vez culparon a los “terroristas bengalíes” de todos los delitos y crímenes infligidos a la comunidad rohingya en los últimos meses.
Y aseguran que fueron ellos quienes amenazaron a los residentes para que huyeran a Bangladesh, amenazando con asesinarles “por cooperar con el Gobierno” y “traicionar al Islam”.

Los resultados de la investigación del Ejército apuntan a que los “terroristas” dijeron a los residentes que “podrían tener una vida fácil con ayuda internacional en Bangladesh”.

“Las multitudes de bengalíes huyeron a Bangladesh por las razones citadas”, expresan y aseguran que las autoridades intentaron evitar que semarcharan de sus viviendas pero “se negaron y huyeron a Bangladesh, donde la población pertenece a la misma raza y religión que ellos”. El Ejército niega así por ejemplo otros informes fidedignos sobre que los militares birmanos plantaron minas a lo largo de la frontera con Bangladesh para impedir el regreso de los desplazados rohingyas a su hogar.

Los rohingya son una minoría étnica musulmana que se concentra en Rajine y que no son reconocidos por el Gobierno birmano que los considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh.

Informe parcial

Por su parte las organizaciones no gubernamentales Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) calificaron al informe del Ejército brimano de “parcial” y afirmaron que las Fuerzas Armadas de ese país están intentando encubrir su responsabilidad en actos terribles de lesa humanidad.

“Una vez más, el Ejército de Birmania está intentando barrer bajo la alfombra sus graves violaciones contra los rohingyas. Hay pruebas aplastantes de que el Ejército ha asesinado y violado a los rohingyas e incendiado sus aldeas. Estos ataques equivalen a crímenes contra la humanidad”, manifestó el director regional de AI para el sureste de Asia y Pacífico, James Gómez.

Por su parte, el director de HRW para Asia, Brad Adams, aseguró que “el absurdo esfuerzo del Ejército birmano de absolverse a sí mismo de las atrocidades en masa subraya por qué es necesaria una investigación internacional independiente para establecer los hechos e identificar a los responsables”.

Adams llamó a la comunidad internacional a romper su mutismo ante los “graves crímenes cometidos con impunidad por el Ejército birmano” contra los rohingyas, y reclamó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que lleve a Myanmar ante el Tribunal Penal Internacional.

Gobierno de Bangladesh cifra en 36.000 los niños rohingyas huérfanos

Unicef detalló que cientos de familias rohingyas refugiadas en Bangladesh están encabezadas por…

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje