Blatter nos pincho la pelota: no somos tetracampeones

"Los de 1924 y 28 no son títulos mundiales"

–Estuve reunido con el Presidente de la República Oriental del Uruguay, el señor (Jorge) Batlle. El primer tema tratado fue una discusión muy interesante sobre el fútbol internacional y también sobre el fútbol de los celestes de Uruguay. El presidente confirmó a la Asociación Uruguaya de Fútbol todo su apoyo para cuando ésta necesite alguna ayuda de parte del gobierno.

El otro tema es que estar en Uruguay para los cien años de la Asociación Uruguaya de Fútbol es, para el presidente de la FIFA, un gran honor porque Uruguay ha escrito una gran parte de la historia del fútbol mundial, especialmente en la fundación de la Confederación Sudamericana de Fútbol en 1916, siendo ésta la primera confederación de la FIFA y de la cual su primer presidente fue uruguayo. Después, en 1930, se organizó aquí el primer mundial que se llamó Copa Jules Rimet, la cual fue ganada dos veces por Uruguay. A continuación la selección uruguaya continúa jugando un papel importante en el fútbol sudamericano e internacional, pero debemos decir que durante los últimos veinte o veintidós años con la presidencia del doctor (João) Havelange se hizo un gran desarrollo del fútbol y se transformó en universal. Ahora no hay más equipos débiles o fáciles, ya no se puede entrar a la cancha pensando en ganar siete u ocho a cero, como por ejemplo ayer contra Bolivia que hizo un buen papel en el propio Estadio Centenario. También en otros continentes hay países que han evolucionado y ya no son fáciles. Ahora en la eliminatoria de la copa mundial tenemos algunos problemas, pero unos son creados directamente por las diez ascociaciones nacionales de la Conmebol, porque han tomado la decisión de jugar dieciocho partidos de calificación y todos no están en el calendario internacional. Sólo deben utilizar las fechas reservadas para partidos amistosos como fue la del miércoles (29) en la cual, como pueden leer, se jugaron varios encuentros de estas características en todo el mundo, especialmente en Europa. Las disposiciones reglamentarias para la liberación de los jugadores en fechas reservadas para partidos amistosos son de dos días o cuarenta y ocho horas, entonces para ayudar a los equipos de América del Sur hemos tomado la decisión con la comisión de urgencia de la FIFA, de que los jugadores deben ser liberados el día sábado después de terminar los juegos con sus equipos en Europa, viajar por la noche, llegar el domingo, prepararse lunes y martes y jugar el miércoles”.

–¿No podría haber un poco más de condescendencia para el fútbol sudamericano de parte de la FIFA?

–La FIFA quiere respetar todos sus reglamentos, pero estos deben ser también observados por parte de las asociaciones nacionales. Ahora hemos encontrado esa solución, por la cual todos quedan contentos, a excepción de los equipos que han jugado el martes (Colombia y Brasil). En las próximas fechas, ya se hizo un arreglo por parte de todos, por el cual no habría problemas en el futuro a excepción de tres fechas sobre las diecisiete que restan por jugar de las eliminatorias. Catorce de ellas no tendrán problemas porque serán fechas oficiales en las cuales los jugadores estarán a disposición de sus selecciones desde el día viernes.

–El próximo partido de Uruguay es un martes. Hay que llegar desde Europa, ponerse a las órdenes del técnico y viajar a Asunción. ¿Es bueno eso?

–Si esa fecha está entre las catorce que acabo de decir, tendrán el beneficio de los cinco días. Dentro de esos cinco días, los jugadores pueden salir el viernes de Europa, ya que no juegan en sus clubes ese fin de semana porque sus respectivas instituciones también paran.

–¿Cuántos mundiales le reconoce la FIFA a Uruguay?

–El 24 y el 28 fueron torneos olímpicos. En el 24 Uruguay ganó ante Suiza en Colombes y posteriormente en el 28 hizo lo mismo ante Argentina en Amsterdam. Esos no son títulos de campeón del mundo, porque no existía la competición de copa del mundo, pero es una idea que podemos discutir en el aniversario de la Federación y ver si la FIFA puede reconocer esos torneos. De todos modos deberíamos ir más hacia atrás para ver esa situación porque esos no fueron los primeros torneos olímpicos en los que se jugó al fútbol oficialmente. Muchas gracias.

Sin dudas que esa última respuesta nos dejó boquiabiertos, porque siempre se nos ha hecho creer que somos, junto a Brasil, los únicos tetracampeones del mundo.

El suizo nos volvió a la tierra, ahora integramos el nutrido grupo de los países que han ganado sólo dos mundiales y miramos a nuestros vecinos norteños muy de atrás. Joseph Blatter encendió la llama y supo marcharse a tiempo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje