ADVERTENCIA

El uso del celular al caminar hace que peatones pierdan equilibrio

La investigación advierte que el uso del celular altera drásticamente el equilibrio, la coordinación y el movimiento de un peatón.

El uso del celular al caminar hace que peatones pierdan equilibrio. Foto ilustrativa
El uso del celular al caminar hace que peatones pierdan equilibrio. Foto ilustrativa

El uso constante de los teléfonos celulares ha hecho que los peatones ya no circulen tan atentos y es común ver gente llevarse por delante un poste o a otra persona por ir con la mirada puesta en el teléfono.

Ahora una investigación señala que esa costumbre altera drásticamente el equilibrio, la coordinación y el movimiento de un peatón, así lo advirtió el investigador principal, Mohamed Zaki, asociado de investigación en el departamento de ingeniería civil de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver.

“Los peatones que ven sus teléfonos tienen más problemas para controlar su estabilidad y su patrón de caminar”, señaló Zaki.

Eso hace que los peatones sean más propensos a chocar con objetos o a tropezar con obstáculos como grietas o baches en la acera, agregó.

Y alertó que los teléfonos también distraen a las personas de peligros potenciales debido a que “no pueden tomar las medidas de precaución que son necesarias si se acerca un vehículo o si alguien se acerca por la otra dirección”.

El estudio y sus resultados

Como parte de su investigación Zaki y sus colaboradores montaron tres cámaras en una concurrida intersección de cuatro vías, localizada cerca de la Universidad de Thompson Rivers en la ciudad de Kamloops, en Columbia Británica. En un periodo de dos días, registraron los movimientos de 357 peatones.

Y encontraron que más de un tercio de los peatones estaban distraídos con sus teléfonos celulares, ya fuera con mensajes de texto o hablando, y que estos tenían problemas para mantener la velocidad al caminar y el paso, anotaron los autores del estudio.

Las personas que enviaban y recibían mensajes de texto tendían a dar unos pasos más cortos y a reducir la frecuencia de sus pasos, mientras que las hablaban por teléfono daban pasos más lentos sin cambiar la longitud del paso.

En general, los peatones distraídos por el teléfono tendían a tener menos estabilidad, y eran más propensos a zigzaguear y a tropezar, mostraron los hallazgos.

Las personas que utilizaban sus teléfonos también tardaban más en cruzar la calle, lo que aumentaba el riesgo de quedar rezagadas en la intersección o de toparse con un auto, añadieron los investigadores.

El Dr. Robert Glatter es médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York y expresó al respecto: “dicho con sencillez, el cerebro no puede hacer dos cosas bien al mismo tiempo, de forma que una tarea sufre, lo que significa que uno podría tropezar o sufrir un choque debido a la forma vulnerable en que da los pasos”.

Zaki y su equipo consideran que los resultados de su trabajo podrían ser valiosos para el desarrollo de los autos sin conductor seguros, unos autos a los cuales se les enseñe a reconocer a los peatones distraídos, ya que quizá sean más capaces de evitarlos, así como también para la creación de pasos de peatones elevados, que esencialmente son badenes que abarcan a la calle de una acera a otra y son más seguros para éstos, al tiempo que obligan a los vehículos que se acercan a reducir la velocidad.

Para Glatter sin embargo a las personas les iría mejor si simplemente guardan sus teléfonos mientras caminan, sobre todo al acercarse a una intersección.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje