FOSA, la compañía forestal de Botnia, tiene más de 60 mil hectáreas destinadas a la formación y cultivo de eucaliptos

La madera utilizada por la empresa Botnia para la fabricación de pulpa de celulosa es certificada y controlada por los más sofisticados métodos de monitoreo. La mayoría de la materia prima utilizada es de origen finlandés, un país donde el 95% de sus bosques son certificados de acuerdo al standard nacional.

Desde el año 2000, el organismo cuenta con un sistema de monitoreo que permite rastrear el origen de la madera hasta el mismo aserradero donde fue trozada. La mayoría de las plantas de celulosas instaladas alrededor del mundo utilizan madera certificada, pero pocas alcanzan el 76% como lo hacen las fábricas de Botnia.

En Uruguay, la Compañía Forestal Oriental S.A. (FOSA), subsidiaria de la firma Botnia, cuenta con la totalidad de los bosques certificados mediante el Consejo de Administración Forestal (FSC, por sus siglas en inglés). “El FSC es una organización independiente, no gubernamental, internacional, sin fines de lucro, creada en 1993 con el objetivo de promover una gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo”.

Los clientes de Botnia son sometidos a inspecciones regulares, donde se verifica el origen y la documentación de la madera. Estos exámenes son registrados y estudiados por los expertos para determinar si la materia prima es de alta calidad y si los contratistas cumplen con las regulaciones medioambientales. Debido a la gran cantidad de producción con que cuenta la empresa, mucha de la materia prima es de origen extranjero, principalmente de Rusia y los países Bálticos. Casi el 12 por ciento de la madera utilizada por Botnia es de origen extranjero, pero en nuestro país, la firma cuenta con 100 mil hectáreas de terrenos en la zona de Fray Bentos y según los últimos estudios más de la mitad es apto para la formación y el cultivo del tan deseado producto: el eucaliptus. FOSA produce actualmente más de un millón de metros cúbicos de madera, y su cercanía a la fábrica de celulosa permitirá una rápida y certera cadena productiva. De todas formas, los responsables de Botnia, creen que la cantidad de madera producida actualmente no va a alcanzar para cubrir las necesidades de la futura fábrica, por lo tanto los forestadores particulares también se verán beneficiados, ya que podrán vender su producto a la firma.

La Compañía Forestal Oriental S.A., emplea a más de 200 trabajadores en forma directa, la mayoría de ellos habitantes de la zona de Fray Bentos.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje