PROGRESISTAS

Adolescentes con perspectivas progresistas son menos propensos a la violencia que otros, según estudio

Aquellos jóvenes con enfoques de género más progresistas tienden a ser más igualitarios.

Foto con fines meramente ilustrativos: Pixabay
Foto con fines meramente ilustrativos: Pixabay

Según una nueva investigación, los adolescentes con opiniones más progresistas tienen la mitad de probabilidades de participar en comportamientos violentos que otros jóvenes con opiniones más rígidas sobre la masculinidad y el género.

La investigación, que se publicó en el American Journal of Preventive Medicine (Revista Americana de Medicina Preventiva) el viernes, también encontró que los niños que presenciaron a sus compañeros participar en dos o más comportamientos abusivos verbales, físicos o sexuales, como hacer comentarios irrespetuosos sobre el cuerpo o el maquillaje de una niña, eran de dos a cinco veces más propensos a participar en comportamientos violentos que los que no estuvieron expuestos a esto.

Estudios previos ya han demostrado una conexión entre los puntos de vista rígidos sobre el género y la masculinidad y la violencia hacia sus parejas femeninas, pero esta nueva investigación arroja luz sobre un “efecto de goteo” que estos puntos podrían tener sobre la violencia de género.

Enseñar la igualdad

“El nuevo estudio forma una base para centrarse en la igualdad de género como un mecanismo para prevenir la violencia en todos los ámbitos”, dice la doctora Elizabeth Miller, autora principal del paper y jefa de la división de medicina para adolescentes y adultos jóvenes del Hospital de Niños UPMC de Pittsburg, EE.UU.

El estudio analizó datos de encuestas anónimas de 866 adolescentes varones entre 13 y 19 años de 20 vecindarios de bajos ingresos en Pittsburgh, Pensilvania, entre 2015 y 2017. Para medir sus puntos de vista, se les preguntó a los adolescentes qué probabilidades tenían de estar de acuerdo con las declaraciones sobre normas de género. Se calificó a cada uno con una tabla de puntajes y, aquellos que obtuvieron puntajes más altos, eran más progresistas y menos propensos a ser violentos en general.

El único punto en que el estudio no es concluyente es en la homofobia, porque no necesariamente los más progresistas eran menos propensos a participar de acoso y burlas contra personas sexualmente diversas. Miller planteó la hipótesis de que los comentarios homofóbicos y las burlas podrían ser tan frecuentes entre los adolescentes en el estudio que no los reconocieron como parte de un espectro de comportamiento abusivo y perjudicial.

Cambiar las actitudes de los adolescentes de secundaria debería ser primordial para prevenir la violencia en el futuro, dice la doctora.

“Podemos mover la aguja más con los adolescentes más jóvenes (…) La adolescencia temprana puede ser un momento realmente importante para intervenir”, concluyó.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje