RIESGO LATENTE

Sarcófago de Chernóbil podría colapsar y dejar al mundo expuesto a la radiación

La gigantesca estructura de hormigón, construida para retener la radiación del accidente de Chernóbil, podría colapsar y exponer al mundo a una contaminación catastrófica.

El proyecto "New Safe Continent" intenta evitar una liberación de radiación al mundo. Foto: Wikimedia Commons
El proyecto “New Safe Continent” intenta evitar una liberación de radiación al mundo. Foto: Wikimedia Commons

Una estructura de hormigón llamada “sarcófago”, construido para contener las consecuencias del accidente de Chernobyl de 1986 está en peligro de colapsar, 33 años después del desastre de la energía nuclear que sacudió Ucrania y cubrió a la nación y la mayor parte de Europa con una nube de radiactividad.

Expertos han afirmado que existe una probabilidad “muy alta” de que el bloque de 72.5 millones de kilos y 39.6 millones de metros cúbicos utilizado para contener la estructura se derrumbe bajo el enorme volumen de su peso colosal.

Como resultado, la empresa ucraniana a cargo del mantenimiento de la antigua planta de energía de la Unión Soviética ha firmado un contrato de 78 millones de dólares para resolver el problema para el año 2023.

El último sarcófaco, terminado y presentado en julio de este año, tuvo un valor final de más de 2 mil millones de dólares.

Riesgo mundial

SSE Chernobyl NPP, la compañía que administra la planta, dijo que secciones de la estructura serán reforzadas para mantener su estabilidad general. Se utilizarán grúas y se descontaminarán y destruirán materiales viejos a fin de reducción la radiación que emiten.

Serhii Kalashnyk, director general interino de la firma, dijo: “Este es el siguiente paso lógico resultante de nuestro trabajo realizado durante los últimos 12 años (…) El contratista tiene que desmontar el sarcófago antiguo y reforzar la estructura nueva al mismo tiempo, ya que la eliminación de cada elemento aumentará el riesgo de colapso, lo que a su vez provocará la liberación de grandes cantidades de material radiactivo”.

El 26 de abril de 1986, en las primeras horas de la mañana, explotó el reactor cuatro de la planta de energía nuclear de Chernobyl, derramando masas de radiación en el aire.

La explosión fue el resultado de una prueba de seguridad fallida, un error humano y una falla de diseño dentro del propio reactor.

El punto más alto de radiación en la zona ha sido medido en 10.000 röntgens por hora. Para tener una idea, 500 röntgens por hora durante cinco horas podrían matar a una persona.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje