TE ESCUCHO

El dispositivo que lee tu mente y puede traducir lo que piensas en frases audibles

Pronto, ese monólogo interno que todos los días te acompaña en tu cabeza, podría convertirse en un discurso público gracias a este nuevo sistema.

Una nueva tecnología innovadora, desarrollada por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), podrá convertir esas reflexiones privadas que tenemos adentro de nuestras cabezas en frases que otros podrían oír por medio de una interfaz sonora. Literalmente, es un implante de lectura mental capaz que puede traducir la actividad cerebral en un discurso sintético, y es sorprendentemente preciso, según informa MedicalXpress.com.

La tecnología no solo traduce las oraciones que estás pensando en tu cerebro en un discurso audible, sino que la voz sintética que se genera opera con un acorde vocal virtual que también puede imitar tu forma de hablar.

“Por primera vez, este estudio demuestra que podemos generar oraciones habladas completas basadas en la actividad cerebral de un individuo”, dijo Edward Chang, profesor de cirugía neurológica y miembro del Instituto de Neurociencia Weill de la UCSF.

Saltan las preocupaciones

Por supuesto, el propósito de la tecnología no es entrometerse en los pensamientos secretos de todos, aunque ciertamente podría usarse de esta manera. Más bien, tiene beneficios médicos reales para las personas que han perdido la capacidad de hablar, como las personas que padecen afecciones como el síndrome de encierro, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) o parálisis.

“Deberíamos poder construir un dispositivo que sea clínicamente viable en pacientes con pérdida del habla”, dijo Chang.

Los investigadores se dieron cuenta de que gran parte de lo que nuestro cerebro codifica cuando hablamos en voz alta son instrucciones que coordinan los movimientos de la boca y la garganta durante el habla. Investigaciones anteriores habían tratado de representar directamente las propiedades acústicas de los sonidos del habla a partir de la actividad cerebral, lo que resultó inútil. Los cerebros no operan en ese nivel. Más bien, dirigen los movimientos musculares, y son los movimientos musculares (en nuestra garganta y boca, principalmente) los que producen el habla acústica.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje