LLEGARON FOTOS

Nave espacial china alunizó con éxito en el lado oscuro de la luna

La nave espacial china Chang'e-4 se posó con éxito en el lado oscuro de la luna este 3 de enero, logrando el primer puesto mundial en exploración lunar.

Far side

Medios estatales de China confirmaron que la nave espacial Chang’e-4 alunizó exitosamente en el lado más lejano de la luna, que nunca da hacia la TIerra. El momento en que la nave logró tocar terreno lunar ocurrió a las 10:26 am hora local de Beijing; más tarde en el día, la Administración Nacional del Espacio de China lanzó los primeros primeros planos de la superficie del lado lejano , tomada por la Chang’e-4.

“Es un hito para el proyecto de exploración lunar de China”, dijo Yang Yuguang, de la Corporación de Ciencia e Industria Aeroespacial de China en Beijing, a China Global Television Network, un canal de televisión en inglés operado por el estado.

El módulo lunar lleva un vehículo que debe ser desplegado en algún momento del viernes. La nave se lanzó el pasado 8 de diciembre desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en la provincia de Sichuan.

Encabezando la carrera espacial

El lugar de alunizaje se encuentra en el cráter Von Kármán en la Cuenca del Polo Sur-Aitken. La cuenca probablemente se formó por un gigantesco impacto de asteroides que podría haber traído material desde el manto superior de la luna a la superficie.

El estudio de las muestras tomadas allí podría ofrecer a los científicos la oportunidad de aprender más sobre la composición del interior del cuerpo. El lado opuesto de la luna tiene una corteza mucho más gruesa y antigua y está marcado por cráteres más profundos que el lado que da a la Tierra, donde grandes llanuras oscuras, formadas por antiguos flujos de lava, han borrado gran parte de los cráteres.

El sistema está equipado con modernas cámaras de ultra alta definición (una de ellas panorámica) así como un espectrómetro de baja frecuencia para estudiar explosiones solares.

Además tiene un radar para penetrar en el suelo y sondear estructuras subsuperficiales. Suecia, Alemania, los Países Bajos y Arabia Saudita contribuyeron con cargas útiles que medirán la radiación y utilizarán radioastronomía de baja frecuencia para escuchar las débiles señales que permanecen en el cosmos desde la formación de las primeras estrellas del universo, entre otras cosas.

El módulo de alunizaje también lleva una minúscula biosfera desarrollada por universidades chinas que estudiará la interacción en baja gravedad de varias plantas y gusanos de seda.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje