PLUMAS

Este “dragón emplumado” es el antepasado de las aves recientemente descubierto

Se trata de un pterosaurio del tamaño de una paloma que habría lucido una versión primitiva de las plumas que conocemos hoy en día.

pterosaur_16x9

El pterosaurio, unos grandes reptiles voladores, fueron los primeros vertebrados en desarrollar el vuelo hace más de 200 millones de años. Los científicos han sabido por mucho tiempo que estos primos lejanos de los dinosaurios tenían fibras como minúsculos vellos adheridos a su piel. Ahora, un nuevo estudio sugiere que esas fibras podrían haber sido un tipo de pluma primitiva. Eso supondría la suposición de que ciertos dinosaurios, incluidas las aves modernas, fueron los únicos en desarrollar plumas.

Desde el siglo XIX, los científicos han sabido que los pterosaurios estaban cubiertos con filamentos cortos de forma de pelo llamados picnofibras, que probablemente formaban una cubierta semejante a la textura de la gamuza. Pero nadie sabe exactamente cómo se veían estas fibras cuando el animal estaba vivo.

Mini dragones

Michael Benton, un paleontólogo de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, su colega Baoyu Jiang de la Universidad de Nanjing en China y otros especialistas del sector examinaron fósiles de dos pterosaurios del tamaño de una paloma encontrados en el Yanliao Biota en el noreste de China. El sitio es conocido por sus fósiles exquisitamente conservados de hace entre 165 y 160 millones de años, incluidas algunas de las aves más antiguas. Los dos pterosaurios atrajeron la atención de los investigadores porque aseguran que eran “excepcionalmente peludos”, con picnofibras inusualmente bien conservadas.

Afortunadamente, los especímenes, ahora almacenados en la Universidad de Nanjing y el Instituto de Geología de la Academia China de Ciencias Geológicas en Beijing, no habían sido recubiertos con la laca protectora aplicada a muchos fósiles que a veces oscurecen los detalles y evitan el análisis químico. Un examen cuidadoso bajo un microscopio mostró que lucían cuatro tipos de filamentos: un filamento de vello hueco, ligeramente curvado, que cubría la mayoría de los cuerpos; filamentos con puntas tupidas en el cuello, la base de la cola y partes de las piernas; un filamento de forma diferente con fibras espesas que se extienden desde el centro de la cabeza; y, finalmente, en las membranas de las alas, filamentos que parecían ser mechones ramificados, semejantes a las plumas como las conocemos hoy en día.

De acuerdo al estudio publicado en Nature Ecology & Evolution que estas plumas, como en las aves modernas, podrían haber ayudado a los animales de sangre caliente a regular su temperatura y habría desempeñado un papel en la aerodinámica del vuelo, la coloración y pueden haber mejorado el sentido del tacto de los animales.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje