SEGUIMIENTO

Empresa estadounidense propone instalar GPS en pacientes con demencia

Una empresa con sede en Wisconsin, Estados Unidos, propone introducir chips con GPS en personas con demencia para así hacerlos rastreables.

Actualmente hay unas 47 millones de personas con demencia en el mundo. Foto: Pixabay
Actualmente hay unas 47 millones de personas con demencia en el mundo. Foto: Pixabay

Three Square Market (32M) ya no se contenta con simplemente instalar microchip a sus empleados (sí, sus trabajadores tienen GPS instalado). La compañía con sede en Wisconsin ahora quiere colocar implantes rastreables en personas con demencia.

El CEO de 32M, Todd Westby, anunció el plan en un programa de TV de  CNBC el miércoles. Westby dijo que la compañía está trabajando en un chip activado por la voz, impulsado por el calor corporal, que puede monitorear los signos vitales de una persona y rastrearlos a través del GPS.

Planean probar las versiones beta de los chips en 2019 y buscará la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para llevarlos al mercado tan pronto como sea posible.

El presidente de la compañía, Patrick McMullan, agregó que los pacientes que sufren de demencia serían el objetivo principal para estos implantes GPS. “Sin lugar a dudas es una buena causa, y es un producto que tendrá demanda”, aseguró.

Demencia en crecimiento

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay más de 47 millones de pacientes con demencia; para el año 2030 ese número aumentará a 75 millones.

La organización alz.org, especializada en la atención de personas con alzheimer, sostiene que 6 de cada 10 personas con este tipo de condiciones suelen tener reportarse extraviadas al menos una vez, y la mayoría en varias ocasiones. El rastreo con GPS permitirá a los familiares y servicios médicos ubicarlos de forma más efectiva y en menos tiempo.

Con este tipo de tecnologías entra en juego un dilema ético: ¿puede una persona con demencia dar su consentimiento para ser rastreados con GPS, y entender realmente de qué se trata?

En última instancia, aunque un implante GPS podría parecer una solución lógica a un problema de salud pública creciente, es posible que por ahora haya que reservar los chips con rastreo satelital solo para aquellos que sepan exactamente en qué se están metiendo, como los empleados de 32M.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje