SIGNO DE LOS TIEMPOS

Por primera vez The Guardian gana más por medios digitales que por vender periódicos impresos

Los medios de comunicación están viviendo un cambio paradigmático que no pueden evitar. Aquellos que sepan adaptarse trascenderán, y los que no, podrían quedarse en el camino.

Foto: Flickr / Gustavo Naharro
Foto: Flickr / Gustavo Naharro

La compañía matriz del periódico británico The Guardian ahora gana más dinero de sus operaciones digitales que de sus periódicos impresos por primera vez en su historia, ayudado por un mayor apoyo de los suscriptores en línea.

Guardian Media Group (GMG), que también es dueño del periódico The Observer, dijo que tenía un total de 570.000 miembros digitales que brindan apoyo financiero regular a la organización, en comparación con 500.000 a fines del año pasado. Los ingresos se vieron impulsados por 375.000 contribuciones puntuales de lectores en los últimos 12 meses.

La compañía publicó en su web que Guardian News & Media Limited (GNM), el negocio principal del grupo, todavía estaba en camino de alcanzar el punto de equilibrio operativo para el final del próximo año financiero, después de haber emprendido en los últimos años un plan de cambio radical. Las pérdidas operativas de GNM disminuyeron en dos tercios en los últimos dos años, de £57 millones a £19 millones.

Prefiriendo los usuarios regulares

El informe anual de la compañía, que abarca los 12 meses hasta abril de 2018, muestra que el sitio web de Guardian atrajo un promedio de 155 millones de lectores únicos mensuales, quince millones más que el año anterior, con un mayor enfoque en retener a los lectores regulares en lugar de perseguir el tráfico al hacerse viral en redes sociales.

La compañía ha sufrido varias rondas de despidos voluntarios, lo que ha ayudado a reducir los costos de personal en £10 millones por año durante el período cubierto por el informe anual.

“La única razón para justificar cualquier reducción en la plantilla es llegar a algún tipo de sostenibilidad”, dijo el director ejecutivo de GMG, David Pemsel. “Cuando se pierde la cantidad de dinero que estábamos perdiendo históricamente, combinado con los desafíos en el mercado publicitario y el declive estructural en el número de lectores, eso legitima tratar de asegurarnos de que el personal esté en un punto sostenible”, añadió.

La realidad de The Guardian no es muy distinta de otros grandes periódicos internacionales, y posiblemente la de la mayoría de medios impresos del mundo. Actualmente todos los periódicos, revistas y afines tienen portales web por los cuales captan lectores que prefieren consumir noticias en sus dispositivos electrónicos en vez de comprar papel impreso.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje