HOGARES LEJOS DE CASA

Descubren dos exoplanetas parecidos a la Tierra con estaciones y climas estables

Estos dos planetas podrían tener todas las características necesaria para albergar vida ya que orbitan alrededor de una estrella dentro de una "zona habitable".

Una interpretación del artista de Kepler-186f, un exoplaneta similar a la Tierra que los astrónomos ahora creen que tiene una inclinación axial estable, dándole temporadas regulares y un clima confortable (Crédito: NASA Ames / JPL-Caltech / T. Pyle )
Una interpretación artística de Kepler-186f, un exoplaneta similar a la Tierra que los astrónomos ahora creen que tiene posibilidades de albergar vida. Foto: NASA Ames / JPL-Caltech / T. Pyle

Cuando se buscan exoplanetas que puedan potencialmente sustentar la vida, los astrónomos comienzan mirando en aquellos que orbitan dentro de la “zona habitable”: la distancia desde la estrella madre que es la correcta para que exista agua líquida en la superficie, creando las condiciones necesarias para la vida tal como la conocemos.

Un nuevo estudio ha encontrado que dos de los planetas más prometedores son ahora todavía más prometedores, con características que probablemente les den estaciones regulares y climas estables.

Que un planeta esté o no en la zona habitable es un buen punto de partida para decidir cuáles exoplanetas son  ninterés, pero no es el único parámetro. Como resultado, hay una gran cantidad de factores que pueden influir en la habitabilidad de un planeta, incluida la radiación estelar, otras condiciones meteorológicas, la atmósfera del planeta, la actividad volcánica, la tectónica de placas, el contenido de agua y la inclinación axial, entre otras.

En nuestro Sistema Solar, la Tierra está en la zona habitable (conocida como zona de Gildilocks) junto con Venus y Marte, pero hasta ahora solo nuestro planeta ha demostrado definitivamente tener vida.

“Marte está en la zona habitable de nuestro sistema solar, pero su inclinación axial ha sido muy inestable, variando de cero a 60 grados cada tanto”, explicó Gongjie Li, co-investigador principal del estudio. “Esa inestabilidad probablemente contribuyó a la descomposición de la atmósfera marciana y la evaporación del agua superficial”, añadió.

Exoplanetas habitables

Para el nuevo estudio, los investigadores de Instituto Tecnológico de Georgia (Georgia Tech) y el Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica utilizaron simulaciones para descubrir la dinámica del eje de rotación de dos de los exoplanetas más similares a la Tierra jamás descubiertos: Kepler-186f y Kepler-62f.

El primero fue encontrado en 2014 y orbita dentro de la zona habitable de una estrella enana roja a unos 500 años luz de distancia de la Tierra. Es 10% más grande que nuestro planeta y rodea su estrella una vez cada 130 días. Kepler-62f, por otro lado, es 40% más grande que la Tierra, y se encuentra a 1.200 años luz de distancia, también en la zona Goldilocks de su estrella.

Ambos planetas tendrían inclinaciones axiales estables. Eso se debe en gran parte a que no interactúan con sus planetas vecinos tan fuertemente como lo hacen planetas en nuestro Sistema Solar. Por ejemplo, Marte, la Tierra, Venus y Mercurio interactúan gravitacionalmente, potencialmente jugando con la inclinación axial de cada uno. La Luna mantiene a la Tierra girando constantemente, pero Marte no tiene tanta suerte.

Aún no se sabe si tienen lunas, pero los cálculos muestran que incluso sin satélites naturales los ejes de giro de ambos exoplanetas se habrían mantenido constantes durante decenas de millones de años.

La investigación fue publicada en The Astronomical Journal y en Georgia Tech.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje