EL (NO TAN) NOVEDOSO IPHONE X

¿Dónde quedó la innovación a la que Apple nos tenía acostumbrados?

Apple presentó ayer dos nuevos modelos de iPhone, con características que llevan años en el mercado y que se pueden encontrar en modelos de otras marcas que cuestan menos dinero.

Foto: captura de pantalla de Apple.com
Foto: captura de pantalla de Apple.com

El estandarte de Apple fue por años la innovación y la sofisticación, pero desde hace ya varias ediciones del iPhone la empresa no sorprende a nadie además de sus fans, que compran lo que sea que salga de la marca de la manzana mordida.

Según dijo Tim Cook este martes, en el resonado Keynote de este semestre, es “el mayor salto hacia adelante desde el lanzamiento del primer iPhone”. Se le llamó “X” (que se pronuncia 10) por el décimo aniversario de la aparición del primer teléfono del consorcio de Cupertino, California.

El salto más notorio es el del su precio: ahora vale US$999 el más simple de los modelos, y de ahí para arriba cada características adicional, como por ejemplo mayor espacio de almacenamiento, cuestan un buen puñado de dólares adicionales.

Eso sí, el iPhone X tiene características que nunca habían aparecido en un teléfono de Apple, pero que llevan años en el mercado y se pueden conseguir en otros teléfonos de distintas marcas y por mucho menos dinero.

Basándose en Samsung

Las pantallas del iPhone X y el iPhone 8 -este último el modelo económico para los que no tienen mil dólares por ahí- están hechas de diodos de LED orgánicos (OLED, por sus siglas en inglés), que fueron fabricadas por su archirrival y líder del mercado Samsung.

Lo que sí celebran los expertos y la mayoría de blogs tecnológicos es la ausencia de botón físico de inicio, convirtiéndose la pantalla en la principal interfaz de comunicación entre el usuario y el teléfono.

En pantallas de televisión se usan los OLED hace varios años, por lo que anunciarlo como una gran innovación no es necesariamente algo para festejar, por más fanático que se sea.

Google, LG, Samsung, Huawei y otras marcas ya usan OLED en sus teléfonos desde hace varias generaciones.

Identificación facial

Cook hizo especial hincapié en la supuestamente revolucionaria característica Face ID, con la que se puede desbloquear el teléfono con reconocimiento facial, dejando de atrás el Touch ID, el lector de huella digital que traían otros modelos anteriores.

La tecnología tampoco es muy nueva que digamos, y ha sido bastante polémica porque es bastante fácil de burlar, incluso con métodos tan rudimentarios como el uso de una fotografía. Samsung fue la primera en usar el desbloqueo por lectura del iris del ojo, y apareció en su modelo Note 7, lanzado en agosto de 2016. Se le volvió a ver como importante característica en el Galaxy S8 así como en el C6, uno de los últimos modelos de la también surcoreana LG.

Carga inalámbrica

Recargar la batería sin necesidad de cables no es nada nuevo. De hecho, lleva ya varios años en el mercado, aunque aún es poco difundida en la mayoría de teléfonos del mercado porque el costo de implementación es alto, y se recarga en el precio final de las terminales.

Apple tiene ahora para sus iPhone X (el 8 no, lo sentimos) la tecnología AirPower, la que permite llenar la batería del aparato con solo apoyarlo en una base.

De nuevo aquí, Apple descubrió el agua tibia: Samsung ofrece la característica en todos sus aparatos de la línea S y Note, al igual que LG, Lenovo, Blackberry y Windows Phone, cuyos modelos premium también la traen.

Los chinos vienen a paso firme con grandes marcas que ofrecen lo mismo (y más) que Apple. Tal es el caso de Xiaomi y su modelo Mix, que tiene un procesador Qualcomm, pantalla que ocupa el 90% de la superficie frontal, 6GB de memoria ram y hasta 256GB de almacenamiento interno, y con todo eso cuesta menos de la mitad del iPhone X.

Otra marca china es OnePlus que tiene su modelo más completo, llamado 5. Tiene características como la carga ultra rápida y cámara dual de alta definición. Su precio ronda los US$600.

ZTE, ya bastante conocida entre los usuarios más exquisitos de smartphones, presentó el año pasado su actual producto estrella, el Nubia Z17. Su pantalla no tiene bordes, el procesador es de los más potentes del mercado, su espacio interno de almacenamiento es grande y la memoria ram permite realizar decenas de tareas sin que el teléfono colapse o se tranque. Su precio final se ubica cerca de los US$400.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje