DESCANSO

Dormir con dispositivos electrónicos: ¿Cómo influye la tecnología en el sueño?

Dormir correctamente es imprescindible para el desempeño diario de las personas. Sin embargo, parece que la creciente dependencia tecnológica influye negativamente en nuestro descanso.

Foto; Pixabay
Foto; Pixabay

El sueño es necesario para recuperar las energías utilizadas durante el día. Los expertos recomiendan a los adultos dormir entre siete y ocho horas al día, mientras que los recién nacidos deben hacerlo entre 16 y 18 horas.

El uso nocturno de celulares, tablets, notebooks, libros electrónicos con luz propia, televisión o videojuegos favorece el insomnio y modifica los ciclos de sueño, lo que luego se ve reflejado en nuestro rendimiento diario. Además, la falta de sueño  puede causar obesidad, trastornos metabólicos y hasta diabetes. En el caso de los niños, también fomenta la hiperactividad y disminuye la capacidad de concentración.

Según una encuesta realizada por la National Sleep Foundation, el 63% de los participantes reconoce que no duerme lo suficiente, mientras que el 95% utiliza algún dispositivo electrónico antes de acostarse. A su vez, un estudio de la Universidad de Chicago halló que el 83% de los adolescentes estadounidenses duerme con el teléfono en la cama.

¿Cuál es la razón de la alteración en el sueño? Los dispositivos electrónicos con pantallas son perjudiciales para dormir por su iluminación, que inhibe la secreción de melatonina. Esta hormona es la encargada de regular los ritmos circadianos y es la que incita al sueño.

La exposición a la luz artificial condiciona que nuestro cuerpo esté en estado de alerta y el ritmo cardíaco cambie, ambos elementos que fomentan el insomnio y el sueño ligero. A esto se le suma que el espectro de luz azul que emiten las pantallas tiene efectos negativos en nuestro cerebro.

Soluciones al problema

Lo ideal para dormir mejor es modificar los hábitos intrínsecos a los aparatos tecnológicos. No utilizar el celular, la tablet o la notebook una media hora antes de acostarse te ayudará a conciliar el sueño más rápidamente.

Si te cuesta mucho acostarte sin hacer nada antes, puedes reemplazar la tecnología por la lectura de un libro, por ejemplo, o escribir un diario y escuchar música relajante. Estas técnicas siempre contribuyen a aumentar el sueño.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje