EN COSTA RICA

120 científicos analizan la democratización de las tecnologías espaciales para que los países menos desarrollados también participen

Con la convicción de que el espacio es demasiado vasto como para que solo algunos países se arroguen la potestad de avanzar en los beneficios que su investigación reporta, 120 científicos vinculados a las ciencias espaciales se reunieron en Costa Rica para firmar una declaratoria para la democratización de las tecnologías del espacio.

Foto: Wikimedia Commons.
Foto: Wikimedia Commons.

Técnicos de las más diversas gamas participan del III Taller de Tecnología Espacial con Dimensión Humana,  inaugurado en San José de Costa Rica por el presidente de ese país Luis Guillermo Solís Rivera, y que cuenta con los astronautas del transbordador Columbia –que viajaron al espacio hace 30 años- como figuras destacadas.

Dos de los astronautas son actualmente figuras de relieve en el quehacer norteamericano: el astronauta William (Bill) Nelson, actual Senador del partido Demócrata por el estado de la Florida; mientras el astronauta Charles F. Bolden,  es el administrador de la agencia aeroespacial estadounidense NASA.

“Hace 30 años cuando estábamos en el espacio, miramos por una ventana a nuestro planeta azul. Se veía frágil, suspendido en el medio del espacio. No vimos divisiones políticas, no vimos divisiones religiosas, no vimos divisiones raciales. Estamos en esto todos juntos”, enfatizó Nelson, uno de los más fuertes defensores de la democratización del conocimiento ganado en la carrera espacial.

La importancia de acceder al conocimiento

Durante la conferencia, los científicos han recordado que aspectos vitales de la actual vida en el planeta, como la comprensión de los fenómenos climáticos, la predicción meteorológica, el mayor conocimiento oceanográfico, la profundización del avance de la agricultura, son solo algunos de los aspectos que se han beneficiado del conocimiento adquirido con la carrea espacial.

Por su parte el astronauta costarricense Franklin Chang, uno de los integrantes del Columbia y organizador del evento remarcó que  la tecnología espacial es un mercado de 300.000 millones de dólares, que además crece a un ritmo de 5% anuales, por lo que consideró que hay suficiente lugar aún para que países menos desarrollados participen de ese mercado. “El espacio es nuestro futuro; debe ser compartido solidariamente por todos los seres humanos, un futuro de colaboración y no de confrontación, de inclusión y no de exclusión” enfatizó Chang.

Por su parte  la directora de la Oficina de la ONU para Asuntos del Espacio Exterior, Simonetta Di Pippo, consideró que el foro en Costa Rica ayudará a “aumentar la conciencia sobre los beneficios de la tecnología espacial humana y sus múltiples aplicaciones”, según publica La Prensa Libre, de Costa Rica.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje