*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Llegaron parientes

    Descubren en el corazón del Congo a un nuevo mono: el lesula

    Cuando ya se creía que no quedaban mamíferos terrestres por descubrir en el continente africano, los científicos coinciden en que un mono encontrado en el corazón del Congo, debe ser catalogado como una nueva especie de primate.

    Jueves 13 de septiembre de 2012 | 09:24

    Dos monos lesula

    Se trata de un animal de mediano porte y sumamente huidizo que se alimenta exclusivamente de vegetales y vive en lo más recóndito de la selva tropical. Bautizado como Cercopithecus Iomamiensis, los nativos lo conocen por el nombre de lesula.

    Durante los últimos cinco años, los zoólogos John y Terese Hart, han dedicado su vida a la búsqueda de una colonia de estos animales en libertad, después de haber visto un individuo enjaulado en la ciudad de Opala, en 2007. Allí comprendieron que el mono no estaba en registro alguno, y desde entonces abandonaron sus casas y trabajos –sus hábitats- para encontrar el de estos monos.

    Los primeros en décadas

    Según los anales científicos se trata del primer descubrimiento de una nueva especie de mono africano en las últimas tres décadas. Los animales tienen hasta 65 centímetros de longitud los machos, y hasta 42 centímetros las hembras.

    Con extremidades largas y cuerpo sumamente delgado, se desplazan por el húmedo suelo de la densa selva tropical congoleña, aunque también pueden tener costumbres arborícolas, pero en las ramas bajas de la jungla. A diferencia de otros parientes no son bullangueros ni ruidosos, sino más bien tranquilos y conviven en grupos familiares reducidos de no más de cinco o seis individuos.

    Hasta el momento se han identificado unos 48 ejemplares de la nueva especie, todos diseminados en unos 17.000 quilómetros cuadrados de selva en la cuenca media del río Lomami. Los últimos y definitivos análisis genéticos, emparentaron al mono con el Cercopithecus hamlyni, o “mono cara de búho”, aunque se trate de variedades distintas.

    Los científicos temen ahora por el futuro de este descubrimiento tardío, cuyas características de lejanía de la civilización no evitan el riesgo de extinción.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario