Nicoletta Ferrarini, de 20 años, alcanzó el cetro

Una italiana domina el Atlántico

Miss Atlántico Internacional eclipsó sin proponérselo en forma deliberada a Reina de Punta del Este (un evento que debe de una vez por todas reciclarse, más concretamente renovarse para reposicionar su condición de clásico puntaesteño en este género) por una estructura organizativa que nunca dejó librado ningún detalle al azar o a la improvisación. Todo funcionó a la perfección.

Los adjetivos superlativos para Miss Atlántico, por lo tanto, no son desmesuradas. Vienen superándose temporada tras temporada y, el hecho de plantar en la pasarela chicas muy bellas provenientes de Sudamérica, América Central, Europa y Africa ha hecho que este certamen haya tenido una celebratoria escala de crecimiento y en consecuencia de profesionalismo, imaginación y de solvencia operativa.

En ese contexto, hay una auténtica vencedora de espléndida figura que viene a ser la italiana Nicoletta Ferrarini, de 20 años y 1,78 de estatura que fue ovacionada largamente por el masivo público que concurrió a la extensa velada transcurrida en el complejo Solanas Resort. El jurado debió lidiar fuertemente para designar las tres finalistas y la que fuese galardonada por lucir el mejor traje típico.

La italiana manifestó sentirse muy emocionada, luego que la venezolana Norkys Batista (la Miss Atlántico de la edición anterior) le colocara el cetro, y que para ella fue toda una sorpresa ser la electa por los miembros del jurado, ya que en su percepción el grupo de concursantes era parejo y “creo que todas las chicas merecían este lugar de honor y de privilegio que me llegó con sorpresa y que ya estoy disfrutando”, dijo entre risas algo tensas y lágrimas. La chica se llevó los siguientes premios: un auto Citroën, U$S 1.500, un set de Dolce Gabana, un anillo con brillantes y una estadía en Solanas Resort.

En la categoría mejor traje típico (el primer desfile de la noche y uno de los más encumbrados por la riqueza en los diseños de los que representaron con fineza y colorido a cada país), también el jurado debió sopesar sus puntos de vista ante una exhibición de trajes de alta resolución en tanto diseño. La elegida fue la portuguesa Silvie Oliveira Dias, de 21 años, 1,80 de altura, que sedujo con su andar y la hechura fantástica de su traje regional.

Las otras dos finalistas que seleccionó el jurado fueron la oriunda de la República de San Marino, Marcia Belloso, de 23 años, y la venezolana Ligia Petir, de 19 años, Otras pudieron alcanzar estar en el podio y acaso la uruguaya Lorena Karlen se merecía un galardón o la propia colombiana Mariana Ríos. Las elegidas que flanquearon el trono logrado por la italiana Ferrarini, no se fueron en Citroën pero obtuvieron premios de envergadura.

La ceremonia incluyó una exquisita apertura a cargo del escenógrafo Mario Lorenzo, que fue todo un tributo a la condición femenina.

Todo hecho en forma ritual, más bien tribal, con una ambientación sonora de tono minimalista que tuvo una gratísima resolución escénica.

En rigor, toda la puesta en escena de Lorenzo fue sumamente inspirada, del mismo modo que las coreografías y los desfiles en traje típico, mallas y en vestidos de noche. También vale destacar la afinada ambientación sonora de Alvaro Marchand y toda la parte organizativa que elevó el evento a niveles de gran intensidad y plasticidad y por lo tanto hay que remarcar la gran labor colectiva encabezada por Heber Barrios.

En el área artística, sorprendieron el violinista Henry Polliak –quien disparó diversas piezas populares con esmerada digitación, reapareciendo en el epílogo de la velada para rociar con los acordes del tema “Chiquitita” de aquellos suecos llamados Abba a la flamante Miss Atlántico– y el tenor Javier Fernández, que llegó a doblar voces (espléndidas) con su hija Virginia.

El balance, finalmente, es altamente positivo y contundente: Miss Atlántico es uno de los certámenes más rigurosos en su concepción y en su ejecución de América Latina. No cabe más que las congratulaciones.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje