Carlos Muñoz habla de su pasado, su presente y la selección

"Uruguay clasificará al Mundial de Japón y Corea"

“Yo soy de los que piensan que se nace para ser relator”, admite Carlos Muñoz sentado cómodamente en el jardín del Hotel San Rafael. Recordó que ya, a los 7 años, su madre decía que iba a ser relator. “Cuando iba a ducharme jugaba, aprovechaba para relatar partidos imaginarios y cuando jugaba en la calle un partido, también lo hacía. Se nace para este oficio y después, factiblemente, te volvés periodista. Pero relatar es algo muy especial”.

Un episodio significativo en el comienzo de su carrera fue cuando acompañó a Peñarol en 1975 a una gira por España, junto a Enzo Ardigó como comentarista.

“Yo había empezado en el mítico Clan 10 en el 72. Ahí se agruparon todos los periodistas deportivos que andan en la vuelta hoy en los medios importantes. Luego, cuando murió don Carlos Solé, a mí me convocó CX 32, que en aquel momento era Radio Sur y hoy Radiomundo, para formar pareja con Enzo Ardigó”.

Evocó aquella brillante gira de Peñarol por España, cuando ganó la copa Teresa Herrera, la Copa Carranza y la Copa Mohamed V. Tuvimos la suerte que Peñarol ganó absolutamente todo y la repercusión fue mayor”.

Le recuerdo a Muñoz que Ardigó murió en la puerta del Estadio Centenario y fluyen espontáneamente los recuerdos. “Ardigó fue el mejor analista de fútbol que recuerdo y además fue un ser humano excepcional. Era un hombre muy preparado, había sido en algún momento jurado del Festival de Cine de Mar del Plata. Siempre me estimuló y que me dio mucha confianza, en lo que yo tenía que hacer que era relatar”.

Carlos Muñoz, a nivel de relato, confiesa que Víctor Hugo Morales marcó un antes y un después. Víctor Hugo formó a toda una generación de relatores. Acá se mantiene, digamos, el estilo Kesman, mi estilo; pero Víctor Hugo marcó a fuego a todos con su presencia, sus opiniones y otras tantas cosas”.

Carlos Muñoz piensa que el fútbol actual lleva inevitablemente al relator a opinar, “porque en ocasiones no podés quedarte callado ante determinadas situaciones como la planificación y otras consideraciones de la interna futbolística que ves que no están funcionando”.

“Hay que poner pasión”

Según nuestro entrevistado, para ser relator hay que “tener golpe de vista, olfato y buena dicción y, por sobre todas las cosas, hay que hacerle sentir a los oyentes como si estuvieran en el estadio”.

Muñoz consideró que el relato “es todo un ritual y hay gente que me ha comentado que se prepara para escucharte como cuando se va al estadio. Eso influye mucho el corazón, la pasión que le ponés al propio relato”. Porque si “sos un tipo chato, frío, sin vibraciones no vas a ganarte la audiencia, te lo aseguro”.

De la nueva generación de relatores uruguayos, Muñoz la calificó de “muy buena”, citando los ejemplos concretos de Rodrigo Romano y Joel Rosemberg, “quien trabaja conmigo, apareció como una sorpresa cuando le tocó relatar en los mundiales de Nigeria y Nueva Zelandia, y cuando relata fútbol español por televisión”.

“Me parece fantástico que vaya apareciendo un recambio generacional que, por otra parte es lógico y natural que así suceda”, afirmó.

Explicó que lleva 27 años en este oficio, anunciando que, cuando llegue el momento, “yo voy a retirarme del relato y no que me retire la gente”.

Refiriéndose a su experiencia televisiva, Carlos Muñoz estimó que “hay que ser más coloquial y quizás hasta más ameno, salvo cuando suceden las mesas redondas de opinión. El relato radial es más emocional y te diría que es mucho más linda la radio que la televisión”, reflexiona Muñoz.

Manifestando su rechazo a quienes hacen “chusmerío o discusiones baratas”, afirmó que “las discusiones son muy valiosas de acuerdo al tema a debatirse; pero hay que tener cuidado en no entrar en discusiones inocuas porque terminás cansando a la gente”.

Comento que la reciente actuación de la selección uruguaya en el Preolímpico es una discusión válida: “No sé si tomarlo como decepción. Creo que a veces la planificación no resulta la adecuada y por lo tanto no podemos olvidarnos que este equipo uruguayo fue a Brasil sin jugar previamente ningún partido internacional”.

En ese contexto, Muñoz considera que el Uruguay dirigido por Víctor Púa no se agotó: “Nosotros desde el 82 en selecciones juvenile,s no llegábamos jamás a semifinales”.

Elogiando la gestión de Víctor Púa como técnico recordó que “todas sus selecciones en los torneos se quedaron hasta el último día de competición. Esta es una generación que ha brindado muchísimos jugadores de categoría y muchos juegan en primera división”.

La pregunta es si hay contradicción entre el estilo de Púa y Passarella. “No lo sabemos porque el modelo de Passarella todavía no se ha podido ver. Apenas si se ha podido jugar cuatro partidos con cinco días de preparación. Passarella es un técnico muy valioso, ganador nato y habrá que dejarlo trabajar. El tema es que se logre una buena planificación y Passarella pueda desarrollar sus ideas futbolísticas”.

Carlos Muñoz criticó la errática conducción directriz de nuestro fútbol, afirmando que “se planifica mal porque los intereses de los de los clubes están por encima de la selección nacional, lamentablemente. Los dirigentes se llenan la boca diciendo que la selección es lo primero, pero cuando llega el momento, es el club el que está en primer lugar”.

A su juicio, “los clubes se equivocan, porque la cotización a los jugadores se las brinda la selección nacional con su participación en eventos internacionales. Un ejemplo: Coelho, que la rompió en el Preolímpico, interesó a Omar Sívori, quien preguntó cuánto costaba el jugador. Y Sívori es el emisario de la Juventus, fijate”.

Otros ejemplos: “Zalayeta y Nicolás Olivera fueron vendidos después de jugar el Mundial de Malasia. A Olivera lo vendieron por lo que jugó en la selección y no por lo que venía jugando en su club”, precisó.

Aunque admitió que “a Brasil no hay con qué darle y Argentina es de temer”, el relator consideró que “Uruguay en las eliminatorias está para pelearle a cualquiera y está en condiciones de clasificar para el Mundial de Japón y Corea. Pero creo que puede clasificar sin sobrarle mucho y que la gente no piense que Uruguay ya está clasificado.”

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje