Norkys Batista es la nueva Miss Atlántico; la representante uruguaya fue primera princesa

La más bella llegó desde Venezuela

Cuando llegó el momento de anunciar quién sería Mis Atlántico Internacional, ya todo el público que había colmado las instalaciones del complejo Solanas Resort intuía que el galardón iría a parar a manos de la bella venezolana, aun cuando ya había sido premiada por lucir el mejor traje típico. Lo cierto es que Norkys Batista, de apenas 22 años, había demostrado durante la semana en las conversaciones con los miembros del jurado y en los tres pases en pasarela que poseía todas las dotes para ser designada auténticamente Miss Atlántico Internacional.

La chica, muy segura de sus atributos, al conocer la decisión del jurado no se sorprendió demasiado y declaró con absoluta convicción: “Llegué a este balneario para obtener el cetro. Y lo logré, así que se lo dedico a mi familia, a la gente que me respaldó todo el tiempo para venir y presentarme en el certamen y por supuesto que se lo dedico a todo mi país”.

Norkys Batista aseguró que “durante toda la semana todos en Punta del Este fueron muy gentiles conmigo y con el resto de las concursantes. No tengo más que agradecimiento para la organización de Miss Atlántico y agradezco a todos los uruguayos por hacerme sentir tan bien. Me siento muy contenta”, dijo la bellísima morocha que encandiló a todos y logró reiteradas ovaciones de parte del auditorio.

La flamante Miss Atlántico obtuvo los siguientes galardones: un auto Citroën cero quilómetro, un anillo de oro, un reloj Festina, estadías en complejos hoteleros como Solanas y Hotel Meliá, un teléfono celular, un vestido de la diseñadora Gladys T, viajes, perfumería y un vasto surtido de selectos accesorios.

Similares premiaciones, en ese sentido, alcanzaron a obtener la uruguaya María Desirée Fernández (primera princesa), y la imponente brasileña Karen Larrea Kohler (segunda princesa, a quienes muchos colegas vieron como una variante genuina y posible de lograr el cetro), la costarricense Laura Mata Mora (miss elegancia), Natalia Solá, una hermosa colombiana, fue elegida por sus propias compañeras como “Miss Simpatía”. También se destacaron la española María Isabel García de gran porte, y la fineza de la chilena Magdalena Jordan de la Barra.

Lo cierto es qu el evento de Miss Atlántico Internacional ya logró consolidarse definitivamente como el más importante certamen de belleza de Punta del Este: por el despliegue de producción, por la selección efectivamente internacional de las muchachas concursantes, por la puesta en escena, buena selección musical y coreografías más que aceptables de las chicas, que lograron así enriquecer el formato de certamen de belleza. Las actuaciones de Germán Barcelós y Axel Fernández, sin embargo, y pese a la capacidad de entrega de ambos –hicieron playback y hay que terminar con esto de una buena vez y practicar los números realmente en vivo– no fueron del todo convincentes con historias amorosas menores, almibaradas y sin ningún hallazgo real tanto en el plano estrictamente musical como en el letrístico. Un asunto para afinar en Miss Atlántico: la contratación de artistas de verdadero peso.

Otro elemento a subrayar como muy favorable es el desfile de espectaculares modelos en malla y prendas de látex del diseñador Julio César Camacho, las que indudablemente arrebataron preferentemente al público masculino. Fue el toque final para una velada espléndida en la amplia pasarela montada encima de la piscina del complejo Solanas Resort.

Claro que hubo algunas deficiencias: la prensa o su gran mayoría al no tener una ubicación precisa debió sentarse en las escaleras. Mejor dicho: el sitio tradicionalmente destinado para la prensa había sido tomado por asalto por extraños (o en todo caso público) y hubo que bancársela un largo rato en las escaleras hasta que Remo Monzeglio, director de Solanas, actuó rápidamente y arregló la situación para que se pudiese trabajar de manera confortable.

Pero, al mismo tiempo, se molestó insistentemente a algunos fotógrafos que estaban trabajando por parte de algún miembro de la organización.

Buena dirección de Berch Rupenian, siempre diciendo lo justo, con buena dicción y sin ningún tipo de desmesura adjetival. Correctísimo.

Mis Atlántico Internacional, insistimos, consolidó su estrella de la buena fortuna: su profesionalismo ha hecho de este certamen de belleza –que fue televisado en directo para toda América Latina y España– el más celebrado de este centro balneario. Felicitaciones a la organización.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje