El maltrato infantil modifica el cerebro y puede potenciar el abuso de drogas

El maltrato infantil altera la arquitectura de la red cortical y puede aumentar el riesgo de consumo de drogas.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El maltrato infantil altera el desarrollo del cerebro de los niños y puede aumentar el riesgo de que se vuelvan consumidores de drogas en la edad adulta, así como sufrir una serie de enfermedades mentales.

En un estudio realizado por el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas de EE.UU. (NIDA, por sus siglas en inglés) los investigadores descubrieron que los adultos jóvenes que habían sufrido maltrato en la niñez presentaban diferencias en nueve regiones corticales en comparación con quienes habían tenido una infancia libre de violencia intrafamiliar.

“Las diferencias podrían comprometer las aptitudes socio-perceptuales básicas del grupo con antecedentes de maltrato, su capacidad de mantener un equilibrio saludable entre la introversión y la extroversión y la habilidad de autorregular sus emociones y conductas”, dice el NIDA en su web.

El doctor Martin Teicher y sus colegas de McLean Hospital, Harvard Medical School y Northeastern University revisaron imágenes de resonancia magnética de 265 adultos de entre 18 y 25 años de edad. En base a las respuestas de los sujetos a una serie de instrumentos de sondeo, entre ellos la entrevista de antecedentes traumáticos (TAI), y el cuestionario de traumas de la infancia (CTI), los expertos determinaron que 123 de ellos habrían sufrido negligencia o abuso físico, emocional o sexual durante sus primeros años de vida.

El maltrato infantil cambia la vida

Los cambios cerebrales más importantes en la conectividad cerebral, vinculados con el maltrato infantil, se observaron en dos regiones que funcionan conjuntamente para mediar en la percepción y la regulación de las emociones y los impulsos.

“El aumento de centralidad de la ínsula anterior puede causar deseos más intensos de consumir drogas, lo que se suma a una menor comprensión de las consecuencias del consumo. La disminución de la centralidad del cíngulo anterior puede reducir la capacidad de controlar impulsos o tomar decisiones apropiadas basándose en resultados anteriores”, dice el Dr. Teicher. “Esto indica que la conectividad cortical alterada en las personas que han sufrido maltrato puede aumentar marcadamente su riesgo de adicción si comienzan a consumir drogas”.

El precúneo derecho, una región relacionada con el pensamiento egocéntrico, tenía una alta centralidad y estuvo entre las regiones que se vieron afectadas a largo plazo por el maltrato infantil.

Quienes habían sufrido maltrato también mostraron alteraciones en:

  • el lóbulo temporal, que es responsable de la atribución de pensamientos, intenciones o creencias a otros;
  • el lóbulo occipital, que es responsable del procesamiento visual y la percepción consciente;
  • la circunvolución parietal superior, que es responsable de la memoria funcional;
  • la cisura y circunvolución precentral, que es responsable de la coordinación motriz y las percepciones sensoriales.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje