AIRE

Formas insospechadas en que la contaminación del aire afecta nuestra salud

Desde el feto en el vientre hasta el cerebro de un adulto: el aire contaminado nos puede afectar de formas que ni siquiera imaginamos.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Sabemos que la contaminación del aire es perjudicial para el medio ambiente y nuestros cuerpos, pero aún estamos aprendiendo sobre qué tan grave es el problema.

Sabemos que existen riesgos de padecer enfermedades respiratorias, fatiga y dolores de cabeza, ansiedad, daño cardiovascular, daño a los órganos reproductivos, daño al hígado, bazo, sangre e incluso al sistema nervioso.

Pero, ¿de qué otras formas también nos puede afectar el aire contaminado?

Inteligencia

Un estudio realizado en China y publicado en PNAS, (Proceedings of the National Academy of Sciences), descubrió que respirar aire contaminado durante demasiado tiempo puede crear un efecto equivalente a perder un año de inteligencia. Según la investigación recopilada, aquellos que están constantemente expuestos al aire contaminado pueden experimentar una gran caída en la capacidad del lenguaje y la aritmética.

Demencia

Investigadores en el Reino Unido descubrieron que la contaminación del aire puede aumentar los riesgos de demencia en un 40%, según un estudio publicado en BMJ Open. El equipo de expertos examinó a una población de 131.000 londinenses de entre 50 y 70 años que eran pacientes registrados de las prácticas de los médicos locales. Aquellos que vivían en los barrios o zonas con más concentraciones de partículas contaminantes en el ambiente tenían hasta un 40% más riesgo de desarrollar demencia que quienes vivían en zonas con aire más limpio.

Trastornos mentales

Un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Hong King reveló que las personas con trastornos mentales y del comportamiento tienen una mayor probabilidad de morir en los días en que la contaminación del aire alcanza alturas extremas, según inormó The Guardian. La investigación fue publicada en Environmental International.

Los riesgos de muerte aumentan un 16% en el primer día de neblina intensa y aumentan al 27% en el segundo día. En el caso de que se agregue una fuerte contaminación por ozono a la mezcla, el riesgo de mortalidad aumenta al 79%.

Enfermedades mentales en niños y adolescentes

Un equipo multidisciplinario sueco encontró una conexión entre la contaminación del aire y un mayor riesgo de enfermedades mentales en niños, según consigna en un paper publicado en la revista científica BMJ Open.

Los investigadores observaron los registros médicos de 500,000 suecos menores de 18 años y descubrieron que a más niños y adolescentes que viven en áreas donde la contaminación del aire era mayor, se les recetaron medicamentos como antipsicóticos y sedantes para varios trastornos psiquiátricos.

Abortos involuntarios

Un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility sugiere que la contaminación del aire puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo en las primeras etapas del embarazo en más del 10%. Investigadores del Instituto Nacional de Salud y Desarrollo Infantil de EE.UU. Analizaron los registros de un estudio a largo plazo realizado por los Institutos Nacionales de Salud que estudió a 501 parejas entre 2005 y 2009.

De las 501 parejas, las mujeres de 343 de las parejas quedaron embarazadas; 98 de las 343 mujeres (28%) tuvieron un aborto espontáneo dentro de las 18 semanas del embarazo. Las parejas que vivían en zonas con aire más contaminado conformaron mayormente el grupo de las que sufrieron el aborto.

Autismo en niños

Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard sugiere una conexión entre la contaminación del aire y los riesgos de autismo en los niños. El estudio fue publicado en Environmental Health Perspectives.

 

Un niño que vive en una zona contaminada tiene el doble de posibilidades de desarrollar autismo si su madre estuvo expuesta al aire sucio durante el embarazo. “Nuestros datos agregan un apoyo importante adicional a la hipótesis de que la exposición materna a la contaminación del aire contribuye al riesgo de trastornos del espectro autista”, dijo Marc Weisskopf, autor principal del estudio, en un comunicado.

 

 

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje