ESTUDIO

Horarios laborales extensos aumentan el riesgo de sufrir un ictus

Una nueva investigación francesa encontró que los participantes que tenían jornadas laborales extensas presentaban un riesgo 29% mayor de accidente cerebrovascular, mientras que aquellos que prolongonaban esa dinámica durante 10 años o más tenían un riesgo 45% mayor de accidente cerebrovascular.

Horarios laborales extensos aumentan el riesgo de sufrir un ictus.
Horarios laborales extensos aumentan el riesgo de sufrir un ictus.

Diversos estudios han comprobado en los últimos años que el trabajo por turnos, el nocturno y el estrés en el entorno laboral pueden afectar la salud de los trabajadores.

Ahora una nueva investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (Inserm) encontró que la duración de la jornada laboral puede aumentar las posibilidades de que un trabajador sufra un ictus.

Los investigadores analizaron los hábitos laborales y la salud cardiaca que reportaron unos 144,000 hombres y mujeres franceses entre los 18 y los 69 años.

Como resultado encontraron que los participantes que tenían jornadas laborales extensas presentaban un riesgo 29% mayor de accidente cerebrovascular, mientras que aquellos que prolongonaban esa dinámica durante 10 años o más tenían un riesgo 45% mayor de accidente cerebrovascular.

Los investigadores incluyeron en sus conclusiones a quienes completaron 10 horas de trabajo durante al menos 50 días por año.

Además de completar cuestionarios, todos los participantes también se sometieron a entrevistas médicas, durante las cuales los investigadores recolectaron información sobre los antecedentes de ACV, el índice de masa corporal (una medida estándar de sobrepeso/obesidad), el estatus de diabetes e hipertensión, y cualquier antecedente familiar de enfermedad cardiaca.

“Estudios anteriores en Corea del Sur, EE. UU. y Europa han planteado este tema, pero por primera vez teníamos datos que mostraran una asociación con la duración, [es decir] 10 o más años”, explicó el líder del estudio Alexis Descatha.

Y agregó que “la asociación entre 10 años de largas horas de trabajo y accidentes cerebrovasculares parecía más fuerte para las personas menores de 50 años. Fue algo inesperado”, por lo que consideró que se necesita más investigación para comprender por qué los trabajadores más jóvenes son más afectados.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista ‘Stroke’ de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) y sus autores explicaron los efectos de una larga jornada pueden variar según la tipología del trabajo. Investigaciones anteriores habían llegado a conclusiones similares pero menos alarmantes por ejemplo entre los dueños de negocios, directores ejecutivos, agricultores y gerentes, aunque esta disminución del riesgo se asocia también con una mayor capacidad de decisión en su puesto laboral.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje