LATIDOS

Crean el primer corazón impreso en 3D del mundo utilizando las propias células del paciente

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv han impreso con éxito el primer corazón 3D del mundo utilizando células y materiales biológicos propios de un paciente para igualar las condiciones de su corazón original.

default-1555345655-cover-image

El primer corazón prácticamente funcional ha sido impreso en Tel Aviv, Israel. El órgano fue creado a partir de células y material biológico del propio paciente receptor con el fin de que el sustituto iguale las propiedades inmunológicas, celulares, bioquímias y anatómicas del paciente.

Hasta ahora solamente se habían podido imprimir tejidos simples que carecen de vasos sanguíneos. 

“Este corazón está hecho de células humanas y materiales biológicos específicos del paciente. En nuestro proceso, estos materiales sirven como enlaces biológicos, sustancias elaboradas a partir de azúcares y proteínas que se pueden usar para la impresión 3D de modelos de tejidos complejos”, dijo Tal Dvir, investigador principal del trabajo en un comunicado. “Se ha logrado imprimir en 3D la estructura de un corazón en el pasado, pero no con células ni con vasos sanguíneos. Nuestros resultados demuestran el potencial de nuestro enfoque para la ingeniería de reemplazo personalizado de tejidos y órganos en el futuro”, agregó.

content-1555349948-heart

¿Están listos para latir?

Según se describe en el paper científico publicado en Advanced Science, el equipo de investigación comenzó tomando biopsias de tejidos grasos de estructuras abdominales conocidas como omento, tanto en humanos como en cerdos.

Los materiales celulares del tejido se reprogramaron para convertirse en células madre pluripotentes, capaces de producir células de las tres capas del cuerpo con el potencial de producir cualquier célula o tejido según se les ordene.

El equipo hizo entonces la matriz extracelular, compuesta por colágeno y glicoproteínas, en un hidrogel utilizado como la “tinta” de impresión. Las células se mezclaron con el hidrogel y luego se diferenciaron en células cardíacas o endoteliales (aquellas que recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos y linfáticos) para crear parches cardíacos compatibles con el sistema inmunitario específicos para el paciente, completos con vasos sanguíneos y, en última instancia, un corazón completo con bioingeniería.

Aunque es un trabajo prometedor, el equipo nos recuerda rápidamente que sus corazones aún no están listos para el trasplante humano.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje