SALUD FEMENINA

Estudio argentino: 85% de los tampones contienen glifosato

El glifosato, el ingrediente activo del infame herbicida Roundup de Monsanto, fue encontrado en el 85% de los tampones, de acuerdo a una investigación realizada en La Plata, Argentina.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El glifosato, un herbicida muy popular que ha sido relacionado con el cáncer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se detectó en el 85% de los tampones de algodón probados en un estudio preliminar realizado por investigadores de la Universidad de La Plata en Argentina.

El 62% de las muestras también dieron positivo para AMPA (o ácido aminometilfosfónico), un derivado del glifosato.

“El 85% de todas las muestras dieron positivo para glifosato y 62% para AMPA, que es el metabolito ambiental, pero en el caso del algodón y la gasa de algodón estéril, la cifra fue del 10%”, dijo el doctor Damian Marino, investigador principal del estudio.

Cuidado femenino

Según publica el portal Revolution News, las muestras analizadas incluyen gasas, hisopos, toallitas y productos para el cuidado femenino, como tampones y toallas sanitarias, y se compraron en supermercados y farmacias locales en el área de La Plata.

Los hallazgos fueron presentados la semana pasada en el Tercer Congreso Nacional de Médicos de Ciudades Fumigadas en Buenos Aires.

El Dr. Medardo Avila Vázquez, presidente del congreso, dijo (a través de RT.com) que el resultado de esta investigación es “muy serio” ya que se usa algodón o gasa para curar heridas o para usos de higiene personal, pensando que son productos esterilizados, y los resultados muestran que están contaminados con una sustancia probablemente carcinógena.

Ya mayor parte del algodón consumido en Argentina es genéticamente modificado, que es resistente al glifosato. Este se fumiga cuando el capullo está abierto y el glifosato se condensa y queda directamente en el producto.

El glifosato es el ingrediente clave de Roundup, del gigante de biotecnología Monsanto; el herbicida más popular en los Estados Unidos y en decenas de países alrededor del mundo. Los cultivos de algodón, soja y maíz, por mencionar algunos, han sido modificados genéticamente para resistir la aplicación del herbicida.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje