ALERTAN

‘Dismorfia snapchat’, el trastorno de quienes buscan parecerse a sus selfies con filtro

Afecta al 2% de la población, quienes sufren por no parecerse a sus fotos con filtro

 'Dismorfia snapchat', el trastorno de quienes buscan parecerse a sus selfies con filtro.
‘Dismorfia snapchat’, el trastorno de quienes buscan parecerse a sus selfies con filtro.

Investigadores de Boston Medical Center (BMC) alertan de la aparición en las consultas de un nuevo trastorno dismórfico corporal (TDC) que se basa en el deseo de las personas de parecerse a las selfies que se sacan utilizando los filtros que ofrecen las distintas aplicaciones de los teléfonos inteligentes.

De acuerdo a los investigadores adolescentes que manipulan sus fotos están preocupados por su apariencia corporal y buscan las redes sociales como un modo de validación.

“El trastorno corporal existe cuando la persona se preocupa excesivamente por un defecto percibido en la apariencia, estos suelen tomar medidas drásticas y a veces poco saludables para corregirlos”, explican los especialistas.

El estudio encontró que este trastorno lleva a visitar a dermatólogos y cirujanos plásticos, afecta a cerca del 2% de la población y entra en el espectro obsesivo-compulsivo.

Dismorfia del Snapchat

“Ha aparecido un nuevo fenómeno llamado ‘Snapchat dysmorphia’ (dismorfia del Snapchat) —advierte Neelam Vashi, director del Ethnic Skin Center del BMC y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston— donde los pacientes están buscando que la cirugía les ayude a parecerse a las versiones filtradas de ellos mismos”.

El director del estudio destacó que las selfies pueden hacer que las personas pierdan el contacto con la realidad y eleven la expectativa de que se debe estar arreglado y perfectos todo el tiempo, sobre todo en adolescentes. Los distintos filtros que están a disposición pueden “maquillar” a las personas, afinar rasgos y hasta agregar o quitar pecas.

El “problema” es que cuando las personas, ya sean adolescentes o adultas, comparan las fotos con filtro de las sin filtro, sufren una baja de autoestima o se acostumbran a verse filtradas.

En un artículo publicado por la revista JAMA Facial Plastic Surgery los autores del estudio recuerdan que la cirugía no es la mejor opción y que las personas con este trastorno que deciden realizarse una cirugía plástica pueden empeorar su situación, por lo que antes se debe aplicar una terapia psicológica.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje