AL NATURAL

“Agua cruda”: la peligrosa moda de beber agua sin purificar

La más reciente moda de tomar "agua cruda" puede tener peligrosas implicaciones para la salud. Si hemos estado purificando el agua de la canilla... es por algo.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

En la ya conocida Silicon Valley, el famoso valle californiano en donde están todas las grandes empresas de tecnología, se está poniendo de moda producir agua de manantial no tratada y sin filtrar.

Un puñado de empresas ha comenzado recientemente a vender “agua cruda” a precios sumamente elevados, prometiendo a sus clientes la experiencia de beber agua más rica en nutrientes pero, lo que no dicen es que también puede estar plagada de bacterias potencialmente peligrosas para la salud.

Los ejecutivos de la tecnología y los fanáticos del fitness podrían jurar por el costoso agua embotellada “intacta”, pero el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) advierte que los manantiales y arroyos más limpios albergan parásitos y microorganismos para los que el cuerpo humano no está preparado.

Peligrosa moda

El filtrado del agua de manantial ciertamente elimina algunos nutrientes que algunas marcas luego vuelven a agregar antes del proceso del envasado. Sin embargo, también elimina virus y bacterias que pueden estar presentes en las fuentes naturales de donde se toma el líquido.

El agua cruda está fuera de control, advierte Rolf Halden, científico senior de sostenibilidad en el Instituto Global de Sostenibilidad Julie Ann Wrigley, de la Universidad Estatal de Arizona (ASU). “Si consumes agua cruda, introduces en tu cuerpo las condiciones que prevalezcan en ese momento, no tienes control sobre esas cosas y nadie está monitoreando. No es prudente beberla porque es potencialmente mortal consumir agua de calidad desconocida”, dijo.

Y eso no es todo: el agua cruda nació de una conspiración. 

Mukhande Singh, el fundador de Live Spring Water, una empresa que vende agua cruda, le dijo al New York Times que el agua de la canilla es esencialmente “agua de inodoro con drogas anticonceptivas en ella”, y enfatiza que contiene fluoruro, una “droga para controlar la mente”.

En California, la meca del agua cruda de EE.UU., se puede conseguir un recipiente con 2.5 galones del producto por 37 dólares. Sin embargo, hay marcas más “reconocidas” que pueden llegar a cobrar hasta 61 dólares por la misma cantidad.

Sin embargo, hay poca evidencia de las afirmaciones de los activistas del agua cruda. Según publica la Asociación Dental Americana, varios años de investigación científica han encontrado que los niveles de fluoruro en el agua de tubería son los óptimos y son seguros, y ayudan a prevenir  las caries dentales.

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje