Imprimir

La cantidad de suicidios se disparó 10% en EE.UU. después de la muerte de Robin Williams

Las tasas de suicidio en Estados Unidos aumentó en los meses posteriores a la muerte del actor Robin Williams en 2014, según los investigadores.

Foto: Wikimedia Commons

Foto: Wikimedia Commons

Un reciente estudio científico concluyó que en los cinco meses posteriores a la muerte del actor Robin Williams -que se quitó la vida a causa de un fuerte episodio de depresión clínica- hubo un 10% más de suicidios de los que cabría esperar, o 1.841 casos adicionales, informa PLOS One journal.

El riesgo potencial de incidentes falsos después de casos de celebridades es conocido por los organismos de salud pública.No se puede saber con certeza si su muerte llevó al pico, pero parecería estar conectado de alguna forma, asegura el nuevo estudio.

Los expertos dicen que la cobertura “irresponsable” de los medios en los casos de suicidios de famosos puede jugar un papel importante en los casos de imitación.

Exceso de información innecesaria

Robin Williams, quien protagonizó películas como Good Morning, Vietnam y Good Will Hunting, fue hallado muerto en agosto de 2014. Durante años padeció altibajos emocionales y depresión clínica. Se había quitado la vida.

En el momento de su muerte, algunos especialistas advirtieron acerca de una gran cantidad de artículos de noticias que daban demasiados detalles sobre la naturaleza de su suicidio, en contra de las pautas de los medios de comunicación, algunos con la intención de conseguir audiencia.

La guía de la Organización Mundial de la Salud, el código de prácticas de los editores de la Organización de Estándares de Prensa Independiente, el código de difusión de Ofcom y las directrices editoriales de la BBC aconsejan no entrar en detalles explícitos sobre los métodos utilizados por una persona que se ha quitado la vida.

Sin embargo, los investigadores dijeron que había “evidencia sustancial” de que muchos medios de comunicación habían tendido a desviarse de estas pautas -algunos se las saltaron totalmente- y ofrecieron a la audiencia detalles por demás macabros y sensibles.

La responsabilidad de la prensa

En el estudio se analizaron las tasas de suicidio mensuales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. Entre enero de 1999 y diciembre de 2015 para ver si había habido un pico notorio

Descubrieron que hubo 18.690 suicidios entre agosto y diciembre de 2014 en comparación con los 16.849 casos que habrían esperado.

En las semanas posteriores a la muerte de Williams, hubo un “drástico” aumento en las referencias al suicidio y la muerte en los informes de los medios de comunicación, así como a más publicaciones en un foro de suicidios de internet que los investigadores monitorearon, encontró el estudio.

Según los responsables del estudio, entre más escuchan y aprenden las audiencias sobre métodos de suicido, más fácil es para algunos individuos provocarse la autoeliminación, por lo que el exceso de información escabrosa recae en la prensa que la produjo.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión