SALUD MENTAL Y FÍSICA

Yoga: una práctica beneficiosa para la salud

El yoga es una práctica que favorece a la salud general de las personas ya que no solo sirve como ejercicio físico sino también como técnica de relajación, fundamental para la salud mental.

Yoga: una práctica beneficiosa para la salud .
Yoga: una práctica beneficiosa para la salud .

Este miércoles, 21 de junio se conmemoró un nuevo Día Internacional del Yoga bajo el lema “Yoga para la salud”.

El yoga es una práctica física, mental y espiritual de tradición antigua que se originó en la India y simboliza algo así como la unión del cuerpo y la mente.

Actualmente la práctica del yoga se ha extendido a todo el mundo y su popularidad crece día a día, lo que llevó en diciembre de 2014 a que las Naciones Unidas designada un Día Mundial del Yoga.

En su resolución la ONU resalta la importancia de que las personas y las poblaciones adopten decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud, y reconoce que el yoga ofrece un enfoque holístico de la salud y el bienestar. En ese sentido consideran que difundir más ampliamente la información relativa a las ventajas que entraña practicar el yoga sería beneficioso para la salud de la población mundial y por eso se proclamó el 21 de junio como el Día Mundial del Yoga.

El yoga es considerado por los expertos una las actividades más completas y favorables para la salud ya que no solo sirve como ejercicio físico sino también como técnica de relajación que favorece a la salud mental.

Aquí te recordamos algunos de los beneficios del yoga para la salud física y mental:

Reducir el estrés: practicar yoga ayuda a bajar los niveles de estrés de la hormona cortisol y la presión en la sangre, brinda un estado de relajación y tranquilidad buenos y necesarios para la salud mental. Sus posturas, la respiración pausada y la meditación colaboran en la búsqueda de alcanzar la paz interior y acabar con el estrés y la ansiedad.

Calmar el dolor: es una disciplina que está recomendada para personas que sufren alguna enfermedad dolorosa como cáncer, esclerosis múltiple, artitis o hipertensión.

Mejorar la respiración: para practicar yoga es fundamental trabajar la respiración y aprender a respirar correctamente favorece todo nuestro organismo.

Ganar flexibilidad: sus posturas fortalecen y mejoran la flexibilidad de los músculos, ligamentos y tendones, mejorando el estado del sistemalocomotor, mejorando la coordinación, la tonificación y la postura.

Cuidar la salud del corazón: reduce la presión arterial y regulariza la frecuencia cardíaca, también ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y triglicéridos, por lo que es una buena práctica para proteger al corazón de enfermedades o accidentes cardio o cerebrovasculares. Además favorece y mejora la circulación sanguínea.

Potenciar la fuerza: a pesar de ser una disciplina calma y tranquila, es una buena forma de potenciar la fuerza de nuestro cuerpo ya que para hacer las posturas clásicas del yoga necesitamos de ella y se trabajan todos los músculos.

Fortalecer los huesos: los movimientos y posiciones que se adoptan en las sesiones de yoga aumentan la densidad ósea, colaborando con la prevención de enfermedades como la osteoporosis u otras complicaciones en la salud de los huesos.

Favorece la concentración: Las personas que lo practican consiguen aumentar su concentración, coordinación, su capacidad de memoria y mejorar su tiempo de reacción.

Combatir la depresión: realizarlo estimula la liberación de endorfinas, que son las sustancias que producen sensación de bienestar y placer. Sus posiciones y movimientos estimulan determinadas partes de nuestro cuerpo que activan el cerebro, y se convierten en un buen remedio contra la depresión.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje