A los 95 años dejó de existir ayer su madre, Matilde Ibáñez de Batlle Berres

Los líderes de todos los partidos rodearon al presidente Batlle en su hora más difícil

El deceso se produjo en horas del mediodía a raíz de un paro cardiorrespiratorio. El hecho paralizó la actividad gubernamental y legislativa.

Batlle debió dejar de apuro el Edificio Libertad y suspender la reunión prevista con el ministro de Transporte Lucio Cáceres, luego de recibir la noticia. El sepelio de Matilde Ibáñez -de nacionalidad argentina- se efectuará esta tarde a las 16.30 horas en el Cementerio Central, donde están sepultados los restos de su esposo, el ex presidente Luis Batlle Berres.

A las 15 horas está previsto el arribo del presidente argentino Eduardo Duhalde a la sala velatoria a expresar personalmente sus condolencias.

Una biografía la definió claramente: “esposa y madre de presidentes”. Es por eso que su desaparición física evocó su carácter fuerte y su incidencia en varios líderes políticos.

Su hijo, el presidente Jorge Batlle, admitió en más de una oportunidad que conversaba diariamente con su madre y analizaba la situación del país.

“Te equivocaste”. Fue la primera frase -y reto a la vez- que el presidente Batlle recibió aquella tarde que tomó estado público una conversación off the record con periodistas de la cadena Bloomberg, en la que el mandatario insultó a los políticos de Argentina, el país donde el 3 de marzo de 1907 nació Matilde.

Los viejos políticos del país coincidieron en destacar ayer el carácter fuerte, su manera directa de decir las cosas. Basta recordar que en su momento la propia Matilde Ibáñez consideró que su hijo Jorge no podía ser presidente.

Pero cuando Batlle Ibáñez ganó la presidencia el primer lugar que el eligió para el festejo fue el apartamento de su madre ubicado en el barrio de Pocitos.

Sanguinetti y Vázquez

El velatorio comenzó a las 18 horas de ayer en Canelones y Barrios Amorín. Desde ese momento y hasta las 21 horas se hicieron presentes para expresar sus condolencias dirigentes de los cuatro partidos políticos, directores de entes autónomos y servicios descentralizados, empresarios, embajadores, y representantes de organismos internacionales.

Uno de los primeros en llegar fue el ex presidente y líder del Foro Batllista, Julio María Sanguinetti: “Doña Matilde fue una dama representativa de una etapa histórica del país, tanto en lo cívico como en lo social. Una mujer de profunda cultura e inteligencia, de un profundo sentido de las jerarquías institucionales. Acompañó a su ilustre marido, el presidente Luis Batlle Berres, en todos los avatares de una larga vida política, en la cual conoció las horas de gloria, de triunfo político. También las horas de amargura; el exilio incluso, en las épocas de la dictadura de 1933. Doña Matilde fue en ese sentido una referencia. Hasta el final de su vida mantuvo a su vez, aún ya muerto don Luis en el año 64, su interés, su atención para todas las cosas, su perspicacia, sus observaciones, siempre muy aceradas, muy inteligentes, muy precisas. Fue en ese sentido un ejemplar humano realmente excepcional, dueña de un gran carácter. Unía la firmeza con la serenidad. De modo que con ella se va hoy un trozo de nuestra historia, un trozo de la vida del país, de un modo de hacer, de un modo de vivir, de un modo de actuar”.

El Encuentro Progresista-Frente Amplio se acercó también al presidente Jorge Batlle. Cerca de las 20 horas, Tabaré Vázquez, Jorge Brovetto y Gonzalo Fernández llegaron al velatorio. Minutos después hicieron lo mismo el intendente Mariano Arana, y los senadores Reinaldo Gargano y Alberto Couriel.

Vázquez manifestó que Matilde Ibáñez se constituyó “desde hace mucho tiempo en una personalidad reconocida; una mujer muy culta y criteriosa”.

El ex presidente del FA, Líber Seregni también brindó su saludo a Batlle. Seregni -que fue edecán de Luis Batlle durante su presidencia- dijo que “es un hecho lamentable y expresamos nuestra solidaridad y congoja al presidente de la República pero a Jorge Batlle fundamentalmente”. Recordó que Matilde “tenía una personalidad muy fuerte, y era una hermosa mujer. Fue una personalidad que sufrió todos los avatares de la vida política de don Luis. La gente a veces no sabe que cuando el golpe del 33 y en el exilio de Buenos Aires no estaban en buenas condiciones económicas y soportó no sólo con gran entereza esa situación sino en toda las etapas que se vivieron después. En todo momento supo ocupar su lugar de primera dama del país con una gran altura”.

El líder del Nuevo Espacio, Rafael Michelini y su hermano, el diputado Felipe Michelini, expresaron también sus condolencias al mandatario. El senador Michelini afirmó que existía “cariño de la población no solo por ser la madre del presidente, sino la esposa de Luis Batlle que fue un hombre que dejó su impronta en el país”.

El embajador de Estados Unidos, Martin Silverstein también se acercó al velatorio para trasladar el saludo del presidente George Bush.

También llegó el embajador de Argentina, Hernán Patiño Meyer, quien confirmó el arribo del presidente argentino.

En el correr de la noche continuaron acercándose a la empresa fúnebre los integrantes del gabinete ministerial, legisladores, ediles, empresarios y ex jerarcas. El ex presidente Luis Alberto Lacalle no concurrió por encontrarse fuera del país, aunque sí hizo llegar sus condolencias al Presidente.

Homenaje en la Cámara

En horas de la tarde, la Cámara de Representantes rindió homenaje y guardó un minuto de silencio ante el deceso. Diputados de todas las colectividades, con excepción del Foro Batllista y del Nuevo Espacio, hicieron uso de la palabra. A la hora 18 se levantó la sesión para facilitar la participación de los legisladores en el velatorio.

Durante el homenaje, la diputada Margarita Percovich (Vertiente Artiguista) destacó la sensibilidad cultural, artística y sobre todo musical que dio gran cabida a la vida cultura del país. También resaltó en la figura de “Doña Matilde” la sencillez y austeridad republicana.

Percovich subrayó que “una cosa es ser la mujer del presidente, que es el otro el de afuera quien viene con la preparación, pero tener un hijo presidente debe ser mucho más difícil, y como ella misma lo dijo cuando asumió don Jorge Batlle: ‘Es el temor mucho más que el orgullo'”.

“En este momento, en que esa figura señera en el Uruguay se va, el respeto para toda su familia, para el señor Presidente y el recuerdo para una clase política que construyó don Luis Batlle en la que rescatamos esa austeridad tan importante que seguramente tendrá que ser los desafíos de los nuevos tiempos para el Uruguay”, puntualizó la legisladora encuentrista.

Por su parte, el diputado Gustavo Penadés (Herrerismo) la destacó como una persona “fina, inteligente y audaz, cuyas afirmaciones públicas de la vida política nacional y de las actitudes y opiniones de su propio hijo, hacen que todos la vayamos a extrañar en el futuro”, agregó que el país pierde a alguien que cuando hablaba valía la pena escuchar.

El legislador nacionalista recordó que “la señora de Batlle Berres conoció a Baltasar Brum, vivió el quiebre institucional de los años 1931 y 1942 en uno de ellos en contra y en el otro a favor, la Segunda Guerra Mundial, la llegada del hombre a la Luna y cómo el ser humano fue capaz de descubrir las cosas más lejanas y cometer las atrocidades más espantosas, sólo por ese episodio, la hacen una persona singular”.

Comparó que junto a una figura similar, pero de partidos diferentes, “como lo es Doña María Hortencia Herrera de Lacalle, son testigos presenciales de ese Uruguay donde la cultura cívica, los problemas, desafíos,
enfrentamientos, las batallas y elecciones ganadas y perdidas, el momento de gloria e infortunio, multitudes y soledades hacen que las hagan personas singulares”.

Por su parte, Jorge Barrera (Batllismo, Lista 15) que ayer fue un día muy especial porque “Doña Matilde” ha estado siempre “directa o indirectamente vinculada a la formación, existencia ydesarrollo del Partido Colorado y de todo el Uruguay”. “Luis Batlle, no hubiera podido ser el gran Luis Batlle, sino hubiese tenido al lado a Doña Matilde; y Jorge Batlle no hubiera podido ser el presidente de los Uruguayos si no hubiera tenido el calor, el apoyo y el cariño y la sapiencia de su madre, Doña Matilde”, añadió. Agregó: “La Lista 15 hubiera sido muy distinta sino hubiera contado con la firmeza, los valores y los consejos siempre claros de Doña Matilde. Por eso, desde siempre sentimos que está presente a veces sin hablar”. En tanto, el diputado Ricardo Falero (Nuevo Espacio Independiente) expresó que Matilde Ibáñez “fue un referente para todas las mujeres del país de los últimos sesenta años que la veían como un ejemplo de lo que una mujer es capaz de hacer, no sólo por su situación familiar sino por su propia sabiduría y fortaleza tiene sino también por sus capacidades para desempeñarse en la vida pública y ciudadana”. “Hubiéramos querido que el país le hubiese brindado un homenaje en vida a doña Matilde Ibáñez de Batlle Berres, porque era nuestra ex primera dama por excelencia para poder contar con su memoria, vivencia y experiencia”, puntualizó el legislador. *

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje