"EMPUJON AL CAMBIO". LLEVARA MOVILIZACION A TODO EL PAIS "POR EL CAMINO DE ARTIGAS"

Con Vázquez y Astori, el MPP reivindicó la unidad en el FA

El ex presidente de la República, Tabaré Vázquez, el vicepresidente Danilo Astori, y los principales dirigentes del MPP, el ministro Eduardo Bonomi, y los senadores Lucía Topolansky y Ernesto Agazzi, coincidieron en catalogar a la “unidad” del FA como elemento central para continuar con la transformación económica y social del Uruguay.

Los cinco referentes de la izquierda uruguaya disertaron ayer en el marco de un acto organizado por el MPP en el Parque Rodó (Montevideo), pero del cual formaron parte dirigentes de diversos sectores del oficialismo, y los intendentes Ana Olivera, Patricia Ayala y Marcos Carámbula. Asimismo, el acto contó con la presencia del ex intendente Mariano Arana, quien fue saludado efusivamente por los presentes, en señal de apoyo por el difícil momento en su vida particular y política. El MPP se propone repetir esta experiencia en el resto del país, de aquí a fin de año.

En este contexto, Vázquez realizó un breve saludo en el cual destacó la importancia de la “unidad” para la consolidación del “mejor proyecto político” y la transformación profunda del Uruguay, en oposición al “proyecto político conservador” que gobernó durante décadas. “El país cambió y cambió para bien. No tenemos aquel país gris (…) hay un nuevo Uruguay, un Uruguay mejor para todos sus habitantes”, dijo Vázquez.

 

Unidad es victoria

La senadora Topolansky, en tanto, destacó en su discurso la necesidad de reformular el funcionamiento del FA, modificar la representatividad en los órganos de dirección, incorporar a las redes y convocar a elecciones internas para elegir al presidente y vicepresidente de la coalición.

La legisladora formuló una reseña histórica sobre la izquierda en Uruguay, tras lo cual abordó la actual situación del partido de gobierno. En este sentido, “¿cuánto vale la unidad?”, se preguntó. “Vale la victoria del 2005, la del 2009, lo avanzado en protección laboral, en salud, en justicia tributaria y un largo etc. que ustedes conocen bien. Vale la esperanza de que se gobierne pensando en la gente, en su peripecia chica y en su peripecia grande. Vale la posibilidad de construir organización, de construir salidas con la gente y no para la gente. Unidad en la diversidad”, contestó.

Topolansky destacó además las diferencias entre el rol del gobierno y de la fuerza política. “La responsabilidad de gobernar supone aterrizar el programa en la realidad, (…) es una responsabilidad compartida que le corresponde al gobierno por un lado y a la fuerza política por otro, es allí donde debemos preguntarnos si es necesario o no un ajuste en nuestro andar”, dijo. La legisladora advirtió que “cuando los roles y los tiempos se confunden, al final es Juan Pueblo el perjudicado”.

Los ámbitos de la estructura del FA, por tanto, “no deben convertirse en parcelas de poder sino que deben actuar como un ámbito plural hondamente democrático. En el tiempo electoral cuando hemos salido a la vida a presentarle a la gente nuestras propuestas (…) hemos convocado a través del voto a miles y miles de orientales que de algún modo eligieron seguirnos en esas variadas filas que componen el todo del FA. Las filas no son todas iguales y el Plenario debe reflejar ese mapa”, afirmó.

 

Consolidar el proyecto

El ministro Eduardo Bonomi, por su parte, dijo que el objetivo principal de la fuerza política debe ser seguir defendiendo al gobierno, seguir peleando por un tercer gobierno y seguir acumulando fuerzas para concretar el programa histórico de la fuerza política. Bonomi realizó además un balance de los seis años de gestión frenteamplista y los comparó con los años del auge del neoliberalismo de los años 90.

En este sentido, Bonomi cuestionó en duros términos a los gobiernos de Luís Alberto Lacalle y Jorge Batlle, a quienes acusó de de “hundir” al país y llevarlo al “borde del abismo”, e incluso dar “un paso adelante”, durante el gobierno de Batlle. Bonomi recordó los niveles de desempleo, endeudamiento, mortalidad infantil y pobreza de esos años y vinculó los actuales niveles de inseguridad con dicho período, en virtud que los hoy adolescentes infractores nacieron y se desarrollaron en esos años.

Asimismo, Bonomi destacó el papel que cumplió “la Concertación para el Crecimiento” y estimó que el gobierno del FA, desde 2005 hasta la fecha, “fue enormemente exitoso”. “Hoy somos, efectivamente, un país distinto, en el que se recuperó la producción, el trabajo y la confianza de los orientales para construir un nuevo modelo de país”, aseguró.

La “refundación nacional” está unida a la lucha por la “recuperación de la identidad nacional” y “la integración regional”, dijo. Bonomi destacó además la necesidad de continuar con el proceso del Mercosur, una mayor democratización de la economía, la distribución de la riqueza, el acceso de pequeños productores a la tierra y el desarrollo de fuentes de trabajo, así como la participación del Estado y las empresas públicas en el proceso de desarrollo. “Uruguay no puede, no debe, renunciar a usar todos los recursos disponibles ­incluida la minería- para seguir creciendo, desarrollándose y ofreciendo trabajo, de mayor calidad y mejor remunerado, a los uruguayos”, señaló.

 

Visión integradora

En tanto, el senador Ernesto Agazzi realizó una fuerte defensa de la política de tierras del gobierno y trazó un paralelismo con la desarrollada por el “padre” José Artigas en su Reglamento de Tierras. En este sentido, el legislador destacó que el nuevo impuesto a la tierra no puede discutirse por fuera del contexto actual, ya que está inserto dentro de una política donde el Instituto Nacional de Colonización (INC) comenzó a cumplir las funciones para las cuales fue creado, otorgando tierras y creando colonias para el afincamiento de los trabajadores rurales.

Asimismo, explicó el significado de la “liberación nacional” para su sector. “Nuestra concepción del liberación nacional y de desarrollo nacional en esta etapa, no es defensiva. Trabajamos por un desarrollo integrado en la región, no limitado solo libre comercio entre nuestros países (…).

Nuestro nacionalismo no es aislacionista, autista, ni cerrado, sino que en el mundo globalizado, nuestra visión es de integración, de complementación, de cooperación, de solidaridad entre nuestros pueblos, y de búsqueda de caminos junto a los países del Mercosur y del conjunto de las naciones Sudamericanas”, afirmó.

“La refundación nacional está hecha, ponele la firma, no lo discutas más, fin de la historia”, agregó Agazzi.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje