Imprimir

"Tabaré no cedió a las presiones" de EEUU

El gobierno de Estados Unidos catalogó como “desafortunada” la posible designación de Henry Engler para desempeñar un cargo oficial dentro del gobierno uruguayo, en virtud de sus presuntas implicancias en la muerte del agente de la Usaid, Dan Anthony Mitrione, el 10 de agosto de 1971.

Un telegrama emitido en 2007 da cuenta de las buenas relaciones entre los gobiernos de EEUU y Uruguay y el reconocimiento de la Embajada de trabajar “regularmente con antiguos tupamaros, que suponen una parte importante del gobierno del Frente Amplio”. Sin embargo, “hemos trazado una línea y no tratamos con individuos que creemos razonablemente que han estado implicados en el secuestro o asesinato de ciudadanos estadounidenses, como Dan Mitrione”, afirma el cable. En este sentido, el telegrama recuerda las negociaciones entabladas entre el gobierno uruguayo y la empresa norteamericana General Electric, para la adquisición de equipamiento para el Centro de Imagenología Molecular (Cudim), en la cual el gobierno de EEUU aportaría U$S 12.000.000. “Creemos que la Embajada debe distanciarse de este proyecto y discretamente informar a las partes interesadas que el motivo es la presencia de Engler”, expresó el consejero de la Embajada norteamericana, James Nealon, en 2007. “La Embajada estaba ayudando a ese acuerdo triangular, pero al tener conocimiento del reciente regreso de Engler a Uruguay y el papel prominente que desarrollará en el proyecto, consideramos su presencia como una provocación”, afirmó Nealon. Los cables dejan constancia que la Embajada de EEUU no cree que Engler haya participado directamente en el crimen de Mitrione, pero estima probable que haya dado la orden y proporcionara las armas para su muerte. La designación de Engler sería “desafortunada”, porque “algo así complicaría inevitablemente las relaciones bilaterales”, afirmó Baxter en 2008.

 

“No me sorprende”

En diálogo telefónico con LA REPUBLICA, Engler sostuvo que no le llama la atención el contenido de los cables filtrados por Wikileaks. “Conociendo la política de Estados Unidos, no me sorprende que se haya intentado presionar al gobierno, creyendo que esto es una republiqueta bananera; donde se viene y se dice a los gobernantes que es lo que hay que hacer, y quién le sirve a ellos y quién no le sirve a ellos. Lo han hecho durante décadas en su patio trasero que es América Latina”, dijo. “De la misma forma, agregó, “han actuado en Chile cuando derribaron a Allende, y ahora Bush sale a hablar de que las torturan eran necesarias en Irak”. No obstante, Engler señaló que la información es “falsa” en cuanto a que él participó en la ejecución ni en planificación de la muerte de Dan Mitrione. Sostuvo que cuando ocurrieron esos hechos él no pertenecía a la dirección del movimiento. “No estaba en la dirección, no participé en el secuestro ni di la orden de ejecución”. Sobre Mitrione, dijo que “jamás” lo vio y agregó que la ejecución fue una acción directa “decidida por la dirección del MLN-T”.

Engler dijo que por esa época él era el responsable de un grupo de acción compuesto por 5 personas. “No decidí ninguna de las acciones en las cuales se capturó a Dan Mitrione. Yo a Mitrione jamás lo encontré, nunca lo vi”. Sobre el desenlace de esa operación, señaló que “en todo el MLN, en todos los tupamaros, no encontré voces en contra”.

El científico laureado en el exterior por sus investigaciones sobre el Alzheimer señaló que el contenido de la información manejada por Estados Unidos “proviene de los militares” pero “no de cualquier militar, sino de un grupito muy selecto que hoy está preso en Domingo Arena”, y que “son los que han escrito esta historia, que es exactamente la misma que vienen repitiendo desde 1973″. Estos militares, agregó, acusados de violaciones a los derechos humanos, “han inventado estos hechos, y la han publicado en sus páginas, en correos”. Para Engler esto es “gravísimo” y dijo que si esto mismo hubiese ocurrido en Suecia “ya hubiera iniciado alguna demanda para descalabrarlos” de inmediato. “Acá parece que no se puede, ya he averiguado, me han sugerido que no vale la pena, pero volveré a analizarlo, no puede ser que cualquiera diga cualquier cosa y no responda por un eventual delito de difamación e injurias”. Otro aspecto, señaló, es que además de las amenazas, EEUU “incluso pretende poner una división entre tupamaros buenos y malos y yo soy el malo de la película”. Dijo que no puede pedir al gobierno que exija una rectificación a Estados Unidos. “El gobierno sabe lo que tiene que hacer, lo que sí puedo decir es que el gobierno de Tabaré Vázquez no cedió a las presiones. Yo fui designado por Tabaré”. “Yo no tenía ni idea de que eso hubiera existido. Nadie me informó tampoco, que habían presionado al Presidente. Pero el Presidente no le dio mucha validez pese a las amenazas concretas que figuran ahí. Me parece que en este caso se mantuvo la dignidad”.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión