*

Miercoles 16 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Fonasa

    Contadores pidieron su postergación

    Sábado 20 de noviembre de 2010 | 03:56

    El Colegio de Contadores, Economistas y Administradores del Uruguay solicitó postergar la entrada en vigencia de la norma, por la cual se dispone el ingreso de los profesionales al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), mediante aportes al Fondo Nacional de Salud (Fonasa), en procura de alcanzar “una alternativa justa” para todos los involucrados.

    Los profesionales dicen compartir con el Poder Ejecutivo “la dificultad” de lograr una solución “justa y justamente solidaria” para su ingreso al SNIS, por cuanto la intención es integrarse, pero “hacerlo en similares condiciones de aportación y de prestaciones que otras actividades”, expresa un comunicado gremial.

    Los contadores cuestionan que muchas de las prestaciones hoy recibidas no “son o serán” cubiertas por el Fonasa. “Es de justicia que los niveles de aportación sean diferentes por esta razón, ya que no se percibirán mayores beneficios ni se reducirán los aportes a la Caja Profesional”.

    En este sentido, el gremio estima que “podría existir una reducción en los aportes, que sería equitativo”. La propuesta implica un aporte de 3% para los profesionales con hijos menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad a su cargo, y 1,5% para los aportantes sin hijos menores de 18 años, cuando actualmente el aporte al Fonasa es de 6% y 4,5% para cada una de estas categorías.

    El comunicado recuerda, en tanto, que muchos profesionales universitarios “ya tienen ingresos alcanzados por el Fonasa, y son beneficiarios del SNIS”, por lo cual debería gravarse “únicamente ingresos de carácter profesional”, y no aquellos “que puedan considerarse empresariales o dependientes”.

    “Somos conscientes que desde el inicio del SNIS y de la estructura del Fonasa, para su financiamiento, la incorporación de los profesionales se midió como dificultosa. Hoy sigue siendo tan dificultosa como en su origen, ya que no encontramos realmente una alternativa justa para determinar la contribución y claramente no aparece una contraprestación marginal a dicha aportación”. “En caso de no poder elaborar una alternativa viable, solicitamos se postergue la vigencia de la norma, o se fijen tasas simbólicas para la correcta evaluación del efecto sobre los profesionales o se ajusten las prestaciones a recibir, ya que son tan trabajadores como cualquier trabajador independiente”, culmina el comunicado

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario