EN EL PARAISO

La información divulgada por “Clarín” da cuenta del uso que empresas off-shore, instaladas en paraísos fiscales, hacen para ocultar su maniobra, y de la utlización de “testaferros” para esconder los nombres de los verdaderos propietarios de algunas de ellas.

En este sentido, la indagatoria judicial argentina se sustancia sobre dos de las empresas off-shore vinculadas en la indagatoria uruguaya, tales son los casos de Southtown Financial Corporation y Private Investment Traders Corp. La investigación desarrollada por el entonces juez de Young, Mario Suárez Suñol, determinó la utlización de Southtown Financial Corporation, creada en Islas Cayman, como “figura intermedia para ocultar la identidad de los verdaderos clientes en el exterior”. Southtown Financial Corp. es 100% propiedad de Enrique Giordano Penadés, co-propietario de Cambio Lugano y procesado sin prisión por “defraudación tributaria”, junto a otros dos empresarios en causa anexa a la Operación Hydra.

Por su parte, Private Investment Traders Corp es una sociedad constituida en las Islas Vírgenes, con domicilio en Argentina y presidida por Marcelo Arocena Paullier.

Esta sociedad compró oro a Cambio Lugano por 20 millones de dólares “sin que se haya obtenido información sobre el origen de los fondos ni el destino del metal”, según expresa el informe oficial anexado en el expediente de Young. Arocena Paullier sería “un testaferro”. Incluso, por este hecho los titulares del Cambio Puente Hermanos SA de Argentina comparecieron ante la justicia uruguaya para desvincularse de la actividad desarrollada por Cambio Lugano en la compra y venta de metales preciosos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje