Diferencia. "No se les pidió coima a los empresarios, sino compromiso, y crecimos más que en los últimos 25 años"

Mujica: "Este es un gobierno de gente comprometida"

“No es por casualidad que Uruguay haya tenido el doble de crecimiento económico que el promedio de los demás países de América Latina”, señaló Mujica, para quien el mundo capitalista exige cada año mayores niveles de inversión para crear más cantidad de empleos.

El gobierno “no acorraló a los empresarios”, remarcó Mujica. “No les pidió coima sino que les pidió compromiso” y “el país creció más que en los últimos 25 años”.

El candidato presidencial electo en las elecciones internas del 28 de junio describió el proceso de mejora de los salarios y las condiciones de trabajo, que cristalizó mediante las negociaciones colectivas en los Consejos de Salarios, que la administración de Vázquez reinstaurara luego de que fueran desmantelados durante los gobiernos neoliberales.

Los Consejos de Salarios, describió Mujica, restituyeron el respeto por los trabajadores y aseguraron el acatamiento de normales laborales que mejoraron las condiciones de trabajo de varios sectores siempre postergados por los anteriores gobiernos blancos y colorados, como es el caso de las trabajadoras domésticas o los peones del campo.

“El Frente Amplio”, recordó, “es la contracara histórica de las deformaciones de los partidos tradicionales”. “Nos juntamos porque estábamos podridos de lo que estaban haciendo; ¡Nos juntamos porque teníamos hambre de decencia!”, explicó el candidato y recibió una ovación.

Al participar anoche de un cuarto activo de militantes con las coordinadoras H y P en un espacioso salón ubicado en Camino Casavalle esquina Eugenio Garzón, Mujica convocó a defender los éxitos alcanzados por el gobierno en la defensa de los pobres y a proteger la unidad del Frente Amplio como “un instrumento del pueblo para asegurar los cambios que mejoren la vida de la gente”.

“Este gobierno de Tabaré es un gobierno de gente comprometida”, indicó Mujica. “Es un gobierno que tiene sensibilidad y un fuerte compromiso hacia los sectores más débiles”, agregó.

En una interpretación histórica del Uruguay, el candidato se definió como “blanco, oribista y federalista, por eso estoy en el FA”, y le dio la razón al presidente Vázquez cuando dijo que “se necesitan décadas para cambiar la cultura del clientelismo que acostumbró a la gente a esperar todo de los políticos”.

“No es que todos los uruguayos quieran ser funcionarios públicos; es que todos quieren respirar seguridad” sin “la incertidumbre de no saber cómo llegar a fin de mes”. Los uruguayos, resumió, “quieren tener una casita y algún peso para comer un asado con los amigos el domingo: no quieren mucho más”, acotó Mujica, al negar que haya fallado la economía nacional. “Lo que falló fue el reparto”, subrayó.

“Un país integrado significa que los pobres adquieran el nivel normal de la clase media”, concluyó el candidato.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje