Ex presidente de la Cámara. Confía en que se alcanzarán las firmas

López Balestra: "Yo firmé, estoy  contra la ley y sigo siendo blanco"

López Balestra votó en contra de la ley durante la discusión parlamentaria de diciembre de 1986 y fue uno de los impulsores del voto verde en el plebiscito de 1989.

“Esta ley es totalmente inconstitucional y fue votada en un contexto muy especial, aunque tampoco hay que crucificar a aquel Parlamento. Los que votaron a favor basaban su argumentación en la necesidad de pacificación del país y decían que peligraba la estabilidad de las instituciones. Pero también hay que decir que en aquel momento no se sabía prácticamente nada de lo que se fue conociendo después, sobre el terrorismo de Estado y las violaciones a los derechos humanos; no se sabía nada de los vuelos de la muerte, que ahora se conocen”, sostuvo.

“Una cosa que lamento es que el actual Parlamento, con las mayorías que tiene, no haya intentado anular esta ley. En ese sentido, me siento defraudado, porque el tema no fue discutido por los legisladores. Ni siquiera estuvo en la agenda de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, cosa que considero inadmisible. Tenía que haberse dado una discusión, para que los que estamos a favor de la anulación pudiéramos ir a las barras a escuchar los argumentos a favor y en contra. La gente tiene que saber qué piensan los políticos”, sostuvo. A su entender, “el actual Parlamento dejó pasar un momento extraordinario”.

Por otro lado, el ex legislador nacionalista dijo que “lamentablemente, el tema de los derechos humanos está un poco politizado y me preocupa que haya gente que quiera obtener resultados electorales a partir de este asunto”.

“Este no es un tema para politizarlo ­prosiguió- es para solucionarlo, para librarnos definitivamente de él. Acá no se trata de cobrarle cuentas a aquellos que votaron la ley”, opinó.

 

“Yo firmé y sigo siendo blanco”

“El camino ahora es continuar buscando las firmas de los ciudadanos, y después anular la ley con las mayorías necesarias en el plebiscito de octubre. Pero todo sin politizar el tema, sin sacar réditos electorales y sin creer que el que firma se va de su partido. Yo firmé, estoy contra la ley, pero también recalco y reafirmo que seguiré siendo blanco y quiero el triunfo de mi partido en las próximas elecciones”, enfatizó. “En definitiva, el tema de los derechos humanos es de los ciudadanos y no es patrimonio de ninguno de los partidos políticos”, agregó.

López Balestra calificó de “artimañas” las argumentaciones de quienes sostienen que con este tema se vuelve al pasado. “Nadie se puede olvidar del pasado, porque siempre tendremos memoria y las cosas que ocurrieron siempre van a estar ahí. No hay que esconder la cabeza, ni mirar para el costado.

Acá hubo terroristas de Estado y tendrán que pagar por lo que hicieron. Eso no es mirar hacia el pasado, sino cumplir con los principios, la conciencia y la tranquilidad espiritual de uno mismo”.

“Me duele cuando se dice que no hay que mirar al pasado, porque el pasado seguirá existiendo y nadie lo puede borrar”, sostuvo.

El ex parlamentario tiene plena confianza en que se lograrán las firmas necesarias. Dijo que personalmente ha conseguido y seguirá consiguiendo las adhesiones de muchos nacionalistas.

“Este no es un tema del Frente Amplio o del Partido Nacional, este es un problema ético de la ciudadania y de todo el Uruguay”, afirmó.

Finalmente, consideró que el texto de la Ley de Caducidad “es consecuencia directa del Pacto del Club Naval y la misma redacción lo está diciendo”.

Añadió que “es consecuencia de un pacto hecho a espaldas de los que luchamos contra la dictadura”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje