Impresos Vanni. 419.500 dólares por 16 máquinas

Remate puso fin a proyecto de  ex ocupantes

Por disposición del Banco República Oriental del Uruguay (BROU) ayer se remataron dieciséis máquinas de Impresos Vanni, por un monto de 419.500 dólares.

De esta forma se terminó con las expectativas de los trabajadores que habían conformado la Cooperativa de Producción Gráfica (Coprograf), cuyo objetivo era “mantener la unidad productiva y la fuente laboral de 60 personas”, señaló a LA REPUBLICA el integrante de la cooperativa, Juan Venturini.

Como se recordará, estos trabajadores mantuvieron un largo conflicto con el propietario de la fábrica, Juan José Vanni, donde incluso se produjo una ocupación que duró casi 3 años. El remate realizado por la firma Vanoli-Brun se produjo luego de que el BROU negara un pedido de Coprograf para postergar la operación, dado que se habían iniciado conversaciones con el Banco de Desarrollo Social de Venezuela (Bandes) a los efectos de “conseguir un préstamo de 1.800.000 dólares para comprar la maquinaria y el predio donde está instalada la planta”, dijo Venturini. Al finalizar el remate, el integrante de Coprograf señaló que “lamentablemente el gobierno le dio la espalda al pedido de los trabajadores y se desguazó una unidad productiva, porque las máquinas fueron compradas por distintos interesados”, sentenció. Venturini dijo que “el préstamo que iban a conseguir los trabajadores era muy superior a lo que se recaudó en el remate, puesto que las máquinas fueron adquiridas a precio de ganga”.

Ahora, los trabajadores nucleados en Coprograf intentarán “conseguir un préstamo del Bandes, de menor monto, porque el proyecto será modificado en virtud de que las máquinas que se remataron eran el corazón de la unidad productiva”, sostuvo Venturini.

La abogada de Coprograf, Magela Larrea, remarcó que “la SCJ confirmó la sentencia de segunda instancia del Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 3er. Turno, que revocaba el procesamiento por apropiación indebida de los trabajadores de Coprograf que se produjo en marzo de 2006″. Según Larrea, “esto quiere decir que los trabajadores podrían haber seguido gestionando la empresa de forma solvente, tal como lo hicieron durante 4 meses, y seguramente las fuentes laborales se hubiesen mantenido”, explicó. La abogada señaló que “la deuda de Vanni con los trabajadores asciende a 1 millón 800 mil pesos”, mientras que los contadores del Banco República que presenciaron el remate admitieron que “la deuda de Vanni con el banco supera los 2,5 millones de dólares”. El remate se realizó con total normalidad e incluso los integrantes de Coprograf ingresaron a la fábrica para presenciarlo a pesar de que no tenían dinero para ofertar. Los compradores fueron varios empresarios del ramo y el ex propietario de los bienes, Juan José Vanni, no estuvo presente. De las 19 máquinas que integraron los lotes, sólo 3 no fueron vendidas dado que no se registraron ofertas. El lote Nº 19, un tren microcoarrugador de cartón, fue el que mejor se pagó, a 88 mil dólares. Mientras que el que menos cotizó fue una Insoladora a 200 dólares. El remate se realizó sin base, en dólares americanos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje