Imprimir

El Uruguay de Philip Agee

La injerencia norteamericana en los asuntos internos de Uruguay y otros países después de la segunda guerra mundial fue una de las denuncias más escandalosas que el ex agente de la Central de Información e Inteligencia Philip Agee realizó en 1975, cuando escribió su libro “La CIA por dentro. Diario de un espía”.

Agee, quien falleció en La Habana el 7 de enero, desertó de la CIA luego de doce años. Sus libros “Guerra Sucia” y “La CIA en Europa Occidental”, desenmascararon operaciones encubiertas y se convirtió en un objetivo de la propia CIA. En 2000, fundó la agencia de viajes “Cubalinda” para romper el bloqueo turístico a la isla.

El 22 de marzo de 1964 lo transfirieron a Montevideo, donde permaneció como espía estadounidense durante dos años, en los que realizó múltiples misiones de infiltración, que narra con detalle en el diario de actividades publicado en su libro “La CIA por dentro. Diario de un espía”.

Agee explica que en Uruguay sus “objetivos” eran el Partido Comunista (PCU), la Confederación de Trabajadores del Uruguay (CTU), la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), el Partido Socialista del Uruguay (PSU), el Movimiento Revolucionario Oriental (MRO), trotskistas y anarquistas, exiliados argentinos y paraguayos y las misiones diplomáticas de la Unión Soviética, Cuba, Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria, Hungría, Rumania y Yugoslavia.

Algunas páginas del diario de Agee, permiten hoy mirar en perspectiva la realidad uruguaya de mediados de los años sesenta y los movimientos que la base de la CIA realizaba en Montevideo, con colaboración de personalidades políticas, militares y policiales que años más tarde tendrían un singular protagonismo en el país.

 

La llegada a Montevideo

“Montevideo, 22 de marzo de 1964.”

“Hasta hace alrededor de un año, la estación de Montevideo mantenía las típicas operaciones políticas anticomunistas, como las que se realizan en otras estaciones del hemisferio, y de éstas las más importantes eran efectuadas a través de Benito Nardone, dirigente de la Liga Federal de Acción Ruralista y presidente de Uruguay en 1960-61. Otras operaciones se realizaban para controlar las calles y “limpiarlas” de comunistas y otros izquierdistas, y nuestros escuadrones, con la eventual participación de policías fuera de servicio, podían disolver reuniones y generalmente los aterrorizaban. En los interrogatorios se acostumbraba torturar a los comunistas y otros izquierdistas de extrema, cosa que hacían nuestros agentes de enlace en la policía. Un hecho sobresaliente fue la expulsión, en enero de 1961, justo antes del término de la presidencia de Nardone, del embajador de Cuba, Mario García Incháustegui, junto con el primer secretario de la embajada soviética, por supuesta intervención en los asuntos uruguayos…”.

“Estas operaciones se han expandido, tanto como las de ECACTOR en Ecuador, bajo la dirección de Tom Flores que se hizo cargo en 1960 como jefe de estación. Sin embargo, cuando llegó el embajador Wymberly Coerr en 1962, insistió en que Flores terminara con la intervención política con Nardone y con las operaciones militantes, que habían provocado varias muertes y les habían dado a los comunistas suficientes víctimas para sus campañas de propaganda contra el gobierno de los “fascistas blancos”. Flores se resistió y, en 1963, el embajador Coerr consiguió que Flores fuera transferido y cesaran estas operaciones. En reemplazo de Flores vino Holman, pero él ha mantenido discretas comunicaciones con Nardone, sólo para recolectar información y sin que tengan implicaciones de acción política. En este momento, Nardone está en una etapa terminal de cáncer, y por propósitos prácticos todas las operaciones con él han terminado”.

 

El exilio de Joao Goulart

“Montevideo, 24 de abril de 1964″

“Acabamos de tener la visita del nuevo jefe de la División WH, Desmond FitzGerald, quien está recorriendo las estaciones. Holman ofreció un lunch para todo el personal de la estación con sus esposas, y en la oficina cada uno de nosotros tuvo una corta reunión con FitzGerlad para explicarle sus operaciones. Se mostró satisfecho con el reclutamiento del cubano, pero sospecha que puede haber sido provocado, por el alto estimado que dio de la producción de azúcar: en vez de cinco millones de toneladas, según FitzGerald, la producción de este año es menor de cuatro millones. Me alentó para que tratara de hacer un reclutamiento aceptable del oficial de códigos de la embajada cubana aquí. Cuando le contamos que una de las oficinas de nuestra estación tiene una pared común con un departamento que nosotros no controlamos en el edificio contiguo, ordenó que se colocara de inmediato un cartel sobre esa pared que diga: “¡Esta habitación tiene micrófonos!”. También en la CIA el rango tiene privilegios”.

“FitzGerald estuvo muy insistente en que la estación de Montevideo le dedique atención al apoyo del nuevo gobierno militar brasileño a través de recolección de información y operaciones de propaganda. Holman le ha dado a O´Grady la responsabilidad de los problemas brasileños, y la estación de Río va a ayudarlo enviando a uno de sus agentes como agregado militar a la embajada de Brasil. Es el coronel Cámara Sena y va a llegar en estos días. O´Grady va a tener reuniones con él y lo va a ayudar a desarrollar operaciones para infiltrarse en la comunidad de exiliados de ese país”.

“A pesar de la popularidad de Goulart en Uruguay, el CNG votó ayer a favor de reconocer el gobierno brasileño, lo que va a servir para aliviar tensiones. Y Goulart ha sido declarado asilado político en vez de refugiado, que es un estatus que le podía permitir mayor libertad para actividades políticas”.

 

Los “contactos” de la CIA

“Montevideo, 15 de julio de 1964″

“El cuartel general nos ha enviado un extraño despacho, que Holman cree es el preludio para que volvamos a operaciones de acción política. Como organización previa, Holman me dio la responsabilidad de informar los progresos y de desarrollar nuevos contactos políticos. El mantendrá encuentros más seguidos con la señora de Nardone y con Gari, y pronto me va a presentar a mí a otro líder ruralista, senador Wilson Elso, que es diputado federal. Por el momento no vamos a contactarnos con el otro líder ruralista, senador Juan María Bordaberry, porque él ya está en contacto continuo con el embajador Coerr, y Holman no quiere tener problemas con él. La importancia de los ruralistas es que ellos ya han anunciado su respaldo a la reforma constitucional, a fin de que Uruguay vuelva a tener un presidente fuerte. Los otros partidos se oponen abiertamente a esa reforma”.

“Además de los ruralistas, Holman me pidió que comenzara a entrevistarme con algunos de los líderes liberales de las secciones legítimas del Partido Colorado, especialmente la Lista 15 y la Lista 99. Estas dos facciones van a estar en el grueso de las elecciones en 1966, y también constituyen un potencial atractivo para agentes de acceso en el programa de operaciones soviéticas”.

“Al tratar el tema de la expansión en los contactos políticos, Holman dijo que teníamos que ser muy cuidadosos para evitar que nuestro embajador tuviera la más mínima razón para sospechar que estamos volviendo a las operaciones de acción política. Cuando sea el momento, la decisión va a ser tomada en Washington y se le va a informar al embajador por los canales correspondientes”.

 

La ruptura con Cuba

“Montevideo 12 de setiembre de 1964″

“Esta mañana se rindieron los manifestantes que tomaban la Universidad y se les permitió retirarse después de haberles tomado las huellas digitales, fotos de identificación y sus datos biográficos. Se arrestó a cuarenta y tres no estudiantes entre las cuatrocientas personas que salieron”.

“En el aeropuerto esta tarde había varios miles de personas que fueron a despedir a los cubanos. Cuando la policía trató de
hacer que los manifestantes retrocedieran y se colocaran a cierta distancia del edificio principal estallaron los disturbios que terminaron en una batalla campal. La policía se impuso con cierta facilidad usando sus efectivos de caballería en las áreas abiertas de los alrededores del aeropuerto, pero hubo muchos heridos de ambos bandos”.

“Como los diplomáticos uruguayos (y agentes nuestros) que trabajaban en La Habana se vuelven a Montevideo, se suspende la tarea de la estación de Miami en la que Roosen y Gonçalves trataban de sonsacarle información a Earle Pérez Freeman. Si bien Suiza se va a hacer cargo de los asuntos uruguayos en La Habana, el embajador uruguayo se quedará todavía para cerrar la embajada y transferir a los ocho asilados, incluyendo a Pérez Freeman, a otra embajada.”

 

Las torturas y Otero

“Montevideo, 28 de octubre de 1965″

“La única razón por la que el estado de sitio todavía no ha sido levantado es que Arizaga sigue en malas condiciones; si fuera liberado podría demostrar que fue torturado, y si no hubiera estado de sitio, seguramente habría manifestaciones contra el jefe de policía, que es lo que los “blancos” quieren evitar, y así proteger a él y al ministro del Interior, Adolfo Tejera. El caso Arizaga, de hecho, está causando serias fricciones entre ambos, y los “colorados” quieren sacar de esto provecho político”.

“Por medio de la misión de Seguridad Pública yo he pedido que envíen al comisario Otero, jefe de Inteligencia de la Policía, a un curso que comenzará en enero en Washington, en la Academia Internacional de Policía. Es unas doce semanas en la Academia. Otero recibirá entrenamiento oficial de operaciones de inteligencia. He pedido que la Oficina de Entrenamiento se concentre en vigilancia física y en operaciones de infiltración en partidos comunistas ­búsqueda de blancos, reclutamientos, manejo de agentes-. Quizás con suficiente entrenamiento de oficiales como Otero la policía podrá reclutar agentes y pagarles por información en vez de aplicar la tortura”.

“Dios sabe que Otero necesita este entrenamiento, pues también está mezclado, desde marzo, en el caso Cukurs (un sucio caso de secuestro de un ex nazi). Finalmente Cukurs fue cremado, y hace unos días Otero entregó las cenizas a su hijo junto con un puente dental. El hijo y el dentista de la familia de Cukurs, sin embargo, dijeron a la prensa que su padre nunca había usado una prótesis dental, así que ahora Otero está buscando otro cuerpo”.

 

Los nuevos “amigos”

“Montevideo, 24 de diciembre de 1965″

“…Hoy liberaron a siete de los banqueros que habían sido detenidos por fraude en abril (no fue un castigo justo, si se considera todo el dinero perdido)”.

“Le hemos hecho una visita al nuevo ministro del Interior, que está ansioso por que se mantenga la operación AVENGEFUL, y para ello ya ha dado instrucciones al nuevo jefe de policía. El ministro Storace es el negociador del gobierno con los sindicatos y nos pidió que, para mantener la presión sobre los sindicatos y los soviéticos, trabajáramos junto al nuevo director de Inmigraciones, Luis Vargas, que está desarrollando un nuevo plan en relación con las misiones diplomáticas comunistas en Montevideo. Horton me pidió que me hiciera cargo de las tareas al lado de Vargas, a quien conocimos en nuestra segunda entrevista con Storace”.

“Horton y yo también nos hemos comunicado con el nuevo jefe de policía. Rogelio Ubach, quien nos presentó al teniente coronel Amaury Prantl, nuevo jefe de la Guardia Metropolitana y supervisor de nuestro LP de AVENGEFUL.

Ubach desea continuar y expandir el programa AID de Seguridad Pública, que está llegando a su primer año. Además de los equipos y del entrenamiento de los oficiales en Montevideo, se ha enviado a diez oficiales de la policía a un entrenamiento especial en la Academia Internacional de Policía de Washington, lo que costará a la Agencia unos 300.000 dólares.”

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión