Fin del acuerdo. Culminó ayer la concesión del cobro de peajes de Consorcio del Este

Corporación Vial controlará  desde hoy la Interbalnearia

No obstante, la CVU contratará los servicios de la empresa privada para el cobro de los tres peajes (Pando, Solís y Ruta 9) hasta el 30 de abril, ya que actualmente el organismo estatal que opera bajo el derecho privado, no está en condiciones de tener personal capacitado para desempeñar esta función.

Osvaldo Machado, representante de la CVU, explicó que al asumir la administración de las rutas en plena temporada “hubiera sido un disparate cambiar todo el personal para el cobro de los peajes”. Mientras tanto, se contratará al Consorcio para esta función y en abril habrá un llamado público donde el actual personal (unas 150 personas) tendrá prioridad en el concurso.

Anualmente, los tres peajes tenían una recaudación de unos U$S 12 millones.

En el acto de ayer, desarrollado en el Peaje Pando, se firmó el traspaso de la gestión de la ruta Interbalnearia de Consorcio del Este a la CVU, contando con la presencia del ministro de Transporte, Víctor Rossi, la directiva en pleno del Consorcio y las autoridades de la Corporación Nacional para el Desarrollo y la CVU.

En la ocasión, fueron habilitadas las obras de repavimentación e iluminación del tramo I de la Ruta Interbalnearia que realizó la concesionaria tras un acuerdo firmado con el MTOP en setiembre pasado. Aún restan algunas tareas de mantenimiento, que estarán a cargo del Consorcio. La Interbalnearia fue reacondicionada, tanto en lo que respecta al pavimento como su señalización en toda su extensión e iluminación entre El Pinar y Parque del Plata. Se realizó la repavimentación de 17 kilómetros de doble vía.

 

Reincorporan tareas

Rossi sostuvo que su cartera analizó la marcha de la concesión, percibiendo que con el contrato vigente, modificado en 2003 a pedido de la empresa, no se cumpliría con las obras programadas. Por lo tanto, se le planteó una nueva modificación contractual, teniendo en cuenta la realidad económica y de circulación por las rutas, agregándoles nuevas obligaciones al Consorcio.

“Así como cuando la empresa había promovido ante el Ejecutivo la modificación del contrato, el ministerio, como tenía poco tiempo por delante, hizo la gestión en el sentido inverso: planteó a la empresa la necesidad de que se reincorporaran algunas de las tareas exoneradas”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje