Rebaja abarca al resto de los precios diferenciales, incluidos los de trasbordo y combinación metropolitana

El precio de boleto urbano es 13,50

El boleto capitalino cuesta ,50 desde la medianoche de hoy, según anunció el intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, en la tarde de ayer. El director de Tránsito y Transporte de la comuna, Gonzalo de Toro, explicó en conferencia de prensa que se espera que el subsidio de 430 millones de dólares, solicitados por el Poder Ejecutivo al Parlamento, dure un año y medio, aunque eso no significa que el precio se mantenga en el mismo valor durante ese período. Además, el Ministerio de Transporte dio a conocer lo nuevos valores del boleto suburbano (ver pagina 3).

De esta forma, se concreta la segunda rebaja del precio del boleto realizada durante el período de gobierno de Ricardo Ehrlich, ambas de 2 pesos. A su vez, este es el valor más bajo del boleto desde julio de 2004, cuando el precio del boleto era ,50.

De Toro manifestó que en la rebaja incidieron fuertemente dos aspectos; “el gobierno nacional está apostando a la rebaja del boleto, en función de que el boleto es parte de la canasta familiar, para sectores importantes de bajos ingresos”, lo que contribuye a mantener el control inflacionario. El director agregó que la Intendencia de Montevideo apuesta “a que el mercado crezca, a mejorar la performance de crecimiento en la venta de boletos y de esa forma ir equilibrando los presupuestos y los costos de las empresas”.

El lunes 1º de octubre, el Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley solicitando al Parlamento un crédito presupuestal de 430 millones de pesos con destino al subsidio del boleto y por el lapso de un año. El proyecto fue aprobado el martes en la Cámara de Senadores y el miércoles en la Cámara de Diputados, y desde entonces se discutía su implementación entre el Ministerio de Economía y Finanzas, la IMM, y las empresas encargadas del transporte colectivo.

Según explicó De Toro, el subsidio llega “para resolver una situación determinada”, y se planifica retirarlo paulatinamente, y que sea absorbido por el aumento de la venta de boletos. El intendente Ehrlich agregó también que durante ese año y medio se implementarán cambios profundos en el sistema de transporte capitalino y metropolitano, que configurarán “un escenario que tiendan a reducir costos y que esto se refleje en el precio del boleto”.

Entre los cambio planificados se encuentran los dos nuevos tipos de boleto que comenzarán a funcionar cuando se instalen las máquinas expendedoras de boletos en las unidades del transporte colectivo, a partir de los primeros meses de 2008. Estos dos boletos serán horarios; el primero tendrá una duración de dos horas, el valor del boleto Montevideo (a partir de hoy ,50), y permitirá hacer hasta 16 viajes en esas dos horas. El otro boleto tendrá el valor de un boleto común (,50) y permitirá al usuario hacer tres viajes. La venta de boletos urbanos aumentó este año casi 7% con respecto al mismo período del año pasado, lo que significa un aumento de más de 12 millones de boletos. Con esta rebaja, se espera que la venta de boletos aumente entre un 3 y 4% por encima del aumento ya registrado.

Con respecto a la influencia de futuros aumentos del petróleo en el precio del boleto, De Toro indicó que el fideicomiso del gasoil sigue funcionando, por lo que los aumentos del petróleo son contenidos a través de ese mecanismo.

 

Opinan empresas del transporte

Según explicó De Toro, el boleto tendría que estar a 16 pesos debido al ajuste salarial de 6,69% que rige para el transporte a partir de setiembre. “No sólo que no lo subimos, sino que bajamos 2 pesos el precio del boleto. El aporte que están haciendo los trabajadores de las empresas es muy fuerte”, señaló el jerarca. Explicó que apuestan a que gradualmente se llegue a un nivel de equilibrio de costos para las empresas, porque “las empresas no se nos pueden caer, y en eso estamos jugados”.

El presidente de Cutcsa, Juan Salgado, señaló que le “alegra muchísimo” la rebaja, que “apoyamos desde el principio”. Agregó que cuando las cooperativas del transporte colectivo manifestaron que no apoyaban la iniciativa, Cutcsa transmitió a la IMM que estaban “convencidos de que la rebaja se financia con el aumento de la venta de boletos, y manifestamos nuestra intención de aplicar la rebaja sólo nosotros, si la IMM nos autorizaba”.

Salgado agregó que si el precio del boleto no hubiese bajado por el fideicomiso del gasoil, creado por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas a raíz del conflicto con los transportistas de carga en noviembre del año pasado, y si no se hubiera aplicado este subsidio desde el Poder Ejecutivo, “el boleto estaría como mínimo a ,50″. Por su parte, el vicepresidente de Coetc, Fernando Fernández, señaló que todavía no saben en función de qué parámetros se va a distribuir el dinero entre las empresas, y no se puede calcular el aporte que significará a las empresas. Pero de todas formas, Fernández señaló que con esta rebaja del precio del boleto, “queda afuera el ajuste salarial de los trabajadores que rige desde setiembre, por lo que eso lo asumimos las cooperativas, en este caso, los propios trabajadores”.

Fernández sostiene que, para cubrir este ajuste salarial “el boleto tendría que haber subido”.

En la tarde de hoy las cooperativas encargadas del transporte colectivo, agrupadas en Tupci, se reunirán para evaluar la medida tomada por la Intendencia. En función de que ya se estableció la rebaja del boleto, estudiarán como planteo a la IMM “soluciones alternativas”, que permitan a las cooperativas mantener el equilibrio financiero. Fernández señaló que estas soluciones pueden incluir una reformulación de las inversiones proyectadas en función del nuevo Sistema de Transporte Metropolitano. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje