Equipo técnico encabezado por el arqueólogo José López Mazz reinicia hoy la búsqueda de desaparecidos

El "enterradero" de La Tablada

Los cuerpos de medio centenar de uruguayos desaparecidos pueden haber sido enterrados en las instalaciones del Centro de Reclusión de La Tablada, donde entre 1977 y 1983 funcionó un centro de torturas de la dictadura, y en la que hoy se reinician excavaciones de búsqueda por orden del Poder Ejecutivo.

Los trabajos arqueológicos que efectuará un equipo de técnicos de la Facultad de Humanidades bajo la dirección de José López Mazz intentarán confirmar versiones concretas de lugares de enterramiento en la dependencia del Ministerio del Interior ubicada en Camino Melilla y Camino de la Redención.

A los restos de nueve personas detenidas en Uruguay, quienes fueron muertas en La Tablada cuando el lugar era utilizado por el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), se pueden agregar los cuerpos de otros cuarenta uruguayos secuestrados en Argentina y traídos ilegalmente al país.

Estos operativos, coordinados entre el OCOA, el Servicio de Información y Defensa (SID) y los organismos de Inteligencia de las tres armas, han sido confirmados por documentos desclasificados, nacionales y extranjeros, y por testigos que ya declararon ante la Justicia penal uruguaya.

Las indagaciones judiciales sobre el traslado ilegal de desaparecidos que vienen realizando el juez penal de 19º Turno, Luis Charles, y la fiscal penal de 2º Turno, Mirtha Guianze, continuarán en el mes de agosto, cuando finalice la feria judicial en curso, y comience la citación de indagados.

Entre los responsables de esos crímenes de lesa humanidad, se encuentran ex oficiales de la Armada Nacional, la Fuerza Aérea y el Ejército uruguayos, quienes siguen actuando bajo un pacto de silencio por el que se niega la información respecto al paradero de los restos de los desaparecidos.

 

Traslados ilegales

Charles y Guianze, quienes ordenaron el procesamiento con prisión de ocho militares y policías por la privación de libertad del uruguayo Adalberto Soba en Argentina en 1976, agregaron luego el caso del “segundo vuelo” de Orletti, denunciado en 2002 por una investigación periodística de LA REPUBLICA.

El “segundo vuelo” implica el traslado ilegal de una veintena de uruguayos, militantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) que fueron secuestrados en Argentina en setiembre de 1976 y traídos a Uruguay ese 5 de octubre en un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya. Todos ellos permanecen desaparecidos.

El Juzgado Penal de 19º Turno también incorporó a su instrucción el caso del llamado “tercer traslado” masivo, compuesto por una serie de intercambios ilegales de presos entre las dictaduras de Argentina y Uruguay en 1977 y 1978, que incluyó unos 40 uruguayos secuestrados en el vecino país.

El “tercer traslado” ­revelado por una investigación del abogado Oscar López Goldaracena en colaboración con LA REPUBLICA­ denunció que militantes del Partido Comunista Revolucionario (PCR) y del Grupo de Acción Unificadora (GAU) secuestrados en Argentina en 1977 también vinieron a Uruguay.

Un sobreviviente de La Tablada, Angel Gallero, testimonió a LA REPUBLICA que mientras era torturado en el lugar en febrero de 1978, pudo ver a su compañero del PCR Carlos Cabezudo y escuchó hablar a Eduardo Gallo y Célica Gómez. Los tres habían sido secuestrados en Buenos Aires ese fin de año. Las excavaciones que se iniciarán hoy, fueron ordenadas por el gobierno del presidente Tabaré Vázquez, ante una nueva serie de evidencias y testimonios recabados por la dirigente comunista Lil Caruso y el periodista Samuel Blixen del semanario Brecha. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje