A las 9.00 horas parte el cortejo desde la sede del FA al Cementerio del Buceo

Hoy se dará el último adiós a Hugo Cores

“No se preocupe, está entre compañeros”, le dijo una de las personas a la que Hugo Cores solicitó ayuda a última hora del miércoles pasado, minutos antes de fallecer. El histórico dirigente del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) no murió solo; lo hizo acompañado de “compañeros”. Ayer, a su velatorio, centenares de uruguayos fueron a darle el adiós; frenteamplistas, militantes del PVP, amigos de siempre, gobernantes y familiares, entre lágrimas, abrazos y aplausos no faltaron a la cita.

Hoy a las 9.00 horas, partirá desde la sede del Frente Amplio (FA) el cortejo a pie, acompañando al histórico dirigente frenteamplista Hugo Cores al Cementerio del Buceo.

El velatorio que estaba previsto diera inicio a las 14.00 horas de ayer, se pospuso por cuatro horas, debido a que la llegada de uno de sus hijos a nuestro país, desde Francia, tuvo un retraso.

A primeras horas de la tarde, la sede del FA, lucía de rojo y negro, colores distintivos del PVP. Sobre la puerta de ingreso, un enorme cartel con una foto de Cores, indicaba: “Hugo, tu lucha continúa…”.

Los primeros en llegar al velatorio fueron el dirigente sindical y partidario del PVP, Luis Puig, los senadores Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) y Víctor Vaillant (Claveles Rojos, MPP), Isidora Musco (viuda de Ubagesner Chaves Sosa), Raúl Olivera, militante del PVP, el presidente de Ancap, Daniel Martínez y la subsecretaria de Turismo, Liliam Kechichian.

Personas cercanas al dirigente pevepista, explicaron que el miércoles por la noche, se comenzó a sentir mal en una reunión de la que participaba. No obstante, no hizo caso a esa dolencia. Partió con su auto, y volvió a sentirse aún peor. Detuvo su marcha, y tocó timbre en una casa para pedir ayuda. Allí le dijeron: “No se preocupe, está entre compañeros”. Llamaron a un servicio de asistencia médica para asistirlo, pero fue tarde. Falleció antes.

Dos de los tres hijos de Cores residen en Francia. La hija no pudo venir por estar en un estado avanzado de gravidez, y el hijo, llegó con retraso en el vuelo, lo que motivó una demora en el comienzo del velatorio.

Pasadas las 18.00 horas llegó a la sede del FA, el cuerpo de Cores, que fue recibido por aplausos y cánticos que rezaban: “Se escucha, arriba los que luchan”. El cajón fue envuelto con la bandera del PVP y del FA.

Minutos antes arribó el presidente de la República en ejercicio, Rodolfo Nin Novoa, también estuvieron presente los ministros Reinaldo Gargano, José Mujica, Eduardo Bonomi, Jorge Brovetto, José Díaz y María Julia Muñoz, los senadores Eleuterio Fernández Huidobro, Rafael Michelini, Lucía Topolansky y Alberto Curiel, el diputado Luis Rosadilla, los intendentes Ricardo Ehrlich y Oscar De los Santos, el director general del Ministerio de Salud Pública, Daniel Olesker, la directora de Televisión Nacional Sonia Breccia y el director de LA REPUBLICA, Federico Fasano Mertens, el dirigente de la Corriente de Izquierda, Helios Sarthou y el histórico dirigente del PVP Ruben Prieto, también acudieron al velorio, entre otros.

Al atardecer ya había una multitud, y hasta incluso hubo que hacer cola, para darle un último adiós a uno de los luchadores más tenaces contra la represión y la injusticia social.

La viuda de Cores, y los dos hijos que pudieron asistir, recibieron emotivamente infinidad de pésames, así como adhesiones de múltiples agrupaciones sociales y políticas.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje