Imprimir

Gargano: "No se va a firmar un TLC"

“Aquí hay que combinar los principios y el pragmatismo, ser leales a los que les hemos prometido determinados cambios y pisar en la realidad para hacerlos efectivos”, sostuvo respecto a la posición a asumir sobre el eventual TLC.

El canciller cuestionó en su alocución lo actuado por la Organización Mundial de Comercio (OMC), que “persiste en no aprobar la eliminación a los subsidios a la exportación, los subsidios domésticos, de hacer efectiva la libertad de acceso a los mercados eliminando cuotas y bajando los aranceles prohibitivos que hoy rigen”. “La libertad de comercio para el Uruguay no existe”, remarcó.

En diálogo con los medios de prensa al retirarse de las instalaciones de Punta Cala, Gargano dijo no sentirse aludido cuando el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en su alocución expresó que la discusión de un acuerdo con Estados Unidos no debe ser un debate de ideologías. “Yo no soy partidario de que los temas comerciales se analicen con criterio ideológicos, sí con criterio patriótico”, afirmó.

Gargano consideró: “Yo quiero subirme a un tren que funcione, y que vaya a un destino”. Pero Gargano, en contacto con los medios, aseguró que no se firmará un Tratado de Libre Comercio (TLC). Además, interpretó desde otra óptica las palabras de Vázquez, referidas a que “el tren pasa una sola vez”. “El tren pasa una sola vez, pero hay gente que se pone delante y se la llevan por delante. Yo quiero subirme a un tren que funcione, que vaya a un destino, que me lleve y que sirva para los intereses del país. Yo estoy de acuerdo con el Presidente, él forma parte de mi fuerza política y hemos dicho siempre que lo que hemos prometido lo vamos a cumplir”, afirmó.

Luego, contestando a la pregunta de si presentará su renuncia en caso de que se firme un TLC, Gargano dijo: “No se va a firmar un Tratado de Libre Comercio”.

“Estamos dispuestos a impulsar (un acuerdo) sin que ello erosione nuestra participación en los mecanismos de integración de los cuales somos socios y con los que tenemos obligaciones y derechos, que no pensamos bajo ninguna circunstancia menoscabar o erosionar”, afirmó.

Consultado respecto a las fórmulas existentes para mejorar las relaciones con el país del norte sin afectar el Mercosur, Gargano indicó: “Hay una forma muy sencilla, logrando que la Organización Mundial del Comercio cambie las cosas, se eliminen los subsidios, bajen los aranceles y se termine las discriminación de los países desarrollados”.

En su alocución, el canciller consideró: “El instrumento comercial que impulsemos con la economía más grande del mundo tiene que estar destinado a proteger también los sectores más sensibles de nuestro sistema productivo”.

“Yo no soy partidario del formato que partió de Estados Unidos modelo de TLC. En el esquema que le presentó a Uruguay planteó que fuera el que hizo con Perú, un tratado en donde el tema de la Propiedad Intelectual es desde el punto de vista contraproducente”, dijo a los periodistas antes de retirarse. “Uruguay no va a firmar un TLC”, opinó, sin embargo, no descartó otro tipo de acuerdo “si las condiciones cambian, nosotros cambiamos”, agregó.

 

Uruguay en la región

Respecto a la inserción de nuestro país en la región, dijo que el Frente Amplio Alcanzó el gobierno sobre una propuesta fundamentada principalmente en cinco puntos, uno de los cuales se denominó “Uruguay Integrado”, que según explicó Gargano “entendimos y entendemos que nuestra nación no tiene destino de crecimiento sostenido sino junto a los países sudamericanos”.

Y recordó: “Nuestro programa planteaba la profundización y crecimiento del Mercosur; representa la estrategia más idónea para desarrollar una inserción internacional que contribuya a potenciar el desarrollo económico y las mejoras en el bienestar la población”.

En ese sentido, afirmó que la integración del bloque regional, la cual consideró como “una opción estratégica”, que no es una integración “cerrada” al mundo. “Somos partidarios –como lo ha señalado el Presidente– de un regionalismo abierto; por eso las negociaciones con Israel, la Unión Europea, países del Golfo”, expresó.

“Así como buscamos la inserción de Uruguay en el mundo, trabajamos en defensa de la economía uruguaya, que es defensa de la propiedad intelectual del Uruguay tecnológico y de las innovaciones agrícolas y sanitarias”, indicó.

 

La Comisión Bilateral

Respecto al trabajo de la Comisión Bilateral de Comercio e Inversiones con Estados Unidos, dijo que el próximo mes de octubre se reunirá para definir las áreas a trabajar, y aclaró que “hasta hoy cada parte ha presentado sus temas, formatos y objetivos, pero nada se ha negociado aún”.

En este marco, resaltó que Uruguay ha formado diversos grupos de trabajo diferentes áreas: Bienes y Servicios, Propiedad Intelectual, Contratación Pública y Asuntos Institucionales.

“En este proceso se buscará un resultado equitativo y balanceado que se ajuste a las diferencias de los niveles de desarrollo de ambas economías, basado en el reconocido y aceptado principio del tratado especial y diferenciado de los países en desarrollo; en síntesis que se reconozcan las asimetrías existentes”, explicó.

A nivel práctico, dijo que el objetivo es mejorar el acceso al mercado mediante rebaja de aranceles, la no aplicación de cuotas y la eliminación de subsidios a la exportación. *

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión