"Soy Testigo" aporta "para equilibrar lo que tememos desequilibrado", señalan

Presentación del libro de Carlos Julio Pereyra se transformó en críticas a "la historia oficial"

El lanzamiento, a 33 años del golpe de Estado, se realizó en el Hotel Radisson Victoria Plaza y contó con la presencia del ex presidente y líder del Herrerismo, Luis Alberto Lacalle, del ex embajador uruguayo en Argentina, Juan Raúl Ferreira, del ex ministro de Defensa Nacional Yamandú Fau, del coordinador de la bancada de senadores del Frente Amplio, Carlos Baráibar, del diputado de la Lista 15 José Amorín, y del legislador Iván Posada (Partido Independiente).

También concurrieron, el senador Luis Alberto Heber (Herrerismo), el ex diputado Alem García (Todo por el Pueblo), el ex senador Guillermo García Costa, los diputados Jaime Trobo, Pablo Abdala y Gustavo Borsari del Herrerismo, la legisladora Sandra Etcheverry, el prosecretario del Senado, Santiago González, el ex secretario de la Cámara alta, Mario Faracchio, el ex diputado Daniel Corbo, y los dirigentes del MNR, Héctor Clavijo y Javier Barrios Anza, entre otros.

La presentación del libro estuvo a cargo del historiador Mena Segarra, del escritor Enrique Estrázulas, y del periodista Serrano Abella, ante un colmado auditorio de 250 personas.

“Yo no soy historiador, y por lo tanto, rigurosidad de investigador histórica, no contiene el libro. No soy un escritor, por lo cual, no piensen encontrar brillo literario en sus páginas. Sí creo ser un narrador y tener buena memoria”, expresó Pereyra.

El líder del MNR recordó que le contó a Abella que “tenía ganas de describir algunas de las experiencias vividas en nuestra larga vida parlamentaria y fundamentalmente por haber sido testigo de la aparición y consolidación de la violencia que comienza en la década del 60 y termina en el 80 con la restauración de la libertad. Una página oscura donde totalitarismo de uno y otro signo ensangrentaron la patria y ensombrecieron su historia”.

 

Monopolio de izquierda

Mena Segarra consideró que se encuentran “casi monopolizado por la izquierda” y con “un soplo ideológico de izquierda” los materiales bibliográficos, testimonios y producciones filmográficas. Por tanto, “en momentos en donde es de temer un discurso oficial, oficializado respecto a esta etapa que se encauzaría a través del libro didáctico, del texto, hacia la atención obligada, clientela que no puede rehusarse de las nuevas generaciones que no vivieron estas etapas, este libro representa realmente un aporte realmente importante para equilibrar lo que podemos temer que ya está desequilibrado”.

 

“La padecimos”

En tanto, Abella señaló que “nosotros sabemos todo lo que la padecimos (la dictadura), y los blancos la padecimos quizás más que nadie. Sin andar haciendo ostentación de esas cosas porque no era ningún mérito, era una obligación”.

“(La dictadura) fue la más oscura de las noches que albergó el país, y aunque parezca paradojal, yo tengo la obligación de decirlo: nunca vi más luminoso el partido, nunca lo vi más claro, más firme, quizás porque la voracidad electoral no andaba a empujones disputando puestos, quizás porque en el fondo, la libertad, en este país, no es la novia del Partido Nacional: es su amante, y como buenos amantes supimos ser celosos de ella”, dijo Abella. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje