Histórico: el núcleo duro del OCOA desfiló ayer por primera vez ante un juzgado

José Nino Gavazzo, nacido el 2 de octubre de 1939. Casado, tres hijas. Ingresó al Ejército el 1º de marzo de 1956, en el Arma de Artillería. Cuatro años más tarde revistaba en el Grupo de Artillería Nº 5. En 1966, con el grado de capitán se desempeñaba como instructor en la Escuela Militar.

En 1970 viaja a Estados Unidos, donde recibe instrucción en lucha “antiinsurgente”. Un año después, con el grado de mayor aparece en la Región Militar IV con asiento en Minas. Se especializa en inteligencia bajo las órdenes del coronel Ramón Trabal.

Desde 1972 está en el S2 (inteligencia) de la División de Ejército I. Fue fotografiado en la Plaza Independencia observando a quienes manifestaron su apoyo al entonces presidente Juan María Bordaberry en su decisión de disolver el Parlamento el 27 de junio de 1973.

Está implicado en la represión al MLN-Tupamaros y las negociaciones del Batallón Florida. Opera en la represión contra uruguayos en Argentina desde 1974. Se le acusa por la desaparición de Washington Barrios y el traslado y asesinato de cinco uruguayos en el caso de los “fusilados de Soca”.

Entre 1974 y 1975, Gavazzo actúa en el S2 del Grupo de Artillería Nº 1, integrado a la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA), con la que Uruguay participó en la coordinación represiva de las dictaduras de la región constituida en Chile bajo el nombre de “Plan Cóndor”.

En 1976, Gavazzo era el 2º jefe del Departamento III del Servicio de Información y Defensa (SID) con sede en Bulevar Artigas y Palmar, base de operaciones en los operativos de secuestro, tortura, asesinato y desaparición de los militantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en Buenos Aires.

En Argentina era el comandante uruguayo del centro de torturas Automotores Orletti, de donde secuestró y trajo a dos grupo de exiliados vinculados al PVP. Los del “primer vuelo” fueron procesados tras una falsa detención en Shangrilá, y los del “segundo vuelo” siguen en condición de desaparecidos.

Apadrinado por el general Amaury Prantl desde el SID, Gavazzo operó en la interna militar desde la publicación “El Talero” contra las aspiraciones presidenciales del general Gregorio Alvarez. El 24 de agosto de 1978, el Goyo le dio la baja con el grado de teniente coronel por su resolución Nº 53/495.

Cuando era convocado por la Justicia en 1986, el presidente Julio María Sanguinetti impulsó la Ley de Caducidad. Trabajó en el frigorífico Comargen. El 7 de enero de 1995 fue procesado por el delito de “extorsión”, en una maniobra de falsificación de dólares con su socio Ricardo “Conejo” Medina.

 

Ricardo José Medina Blanco. (Alias: “Rambo”, “Conejo”. “306”). Nacido el 1° de agosto de 1948. Ingresa a la Policía el 30 de marzo de 1966, en la Guardia Metropolitana, dentro del Cuerpo de Granaderos. Se especializó en comunicaciones y es experto en escuchas telefónicas clandestinas.

En 1976, junto a su amigo granadero José Sande Lima (preso por “peculado”), pasa a desempeñarse en el Servicio de Información y Defensa (SID) y en la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Tenía el alias de “306” en el centro de torturas “300 Carlo” del Batallón de Infantería 13.

En octubre de 1976 participa en el balneario Shangrilá del falso operativo de detención de los militantes del PVP que habían sido trasladados en julio desde Argentina. También se le conecta al traslado del “segundo vuelo” de Orletti cuyos pasajeros continúan desaparecidos.

La participación directa del Conejo Medina en el asesinato de María Claudia García de Gelman fue confesada por el ex presidente Jorge Batlle al senador Rafael Michelini. Medina fue uno de los que trasladó a la joven argentina a la Base Valparaíso, donde le habrían dado muerte.

También fue uno de los que entregó a Macarena, la hija nacida en cautiverio de María Claudia, a la familia del policía Angel Touriño, con quien se relacionaba a través del grupo político del ex senador Pablo Millor, de quien fue secretario en el Parlamento y chofer tras la reinstitucionalización del país.

Medina habría participado del secuestro y desaparición del maestro Julio Castro Pérez en 1977 y en 1980 el inspector general Víctor Castiglioni lo integra al Grupo Gama de Inteligencia policial, con el que se crea la “Base Marta”, ubicada en Capurro, desde donde se hacía “pinchazos” telefónicos.

En el área privada tuvo agencias de seguridad y trabajó en un hotel en Brasil, donde en 1993, aparece implicado en un caso de dólares falsos. Regresó a Uruguay para refugiarse en la policía de San José, donde fue procesado por falsificación de dólares en 1995, con su socio José Nino Gavazzo.

 

Jorge Alberto Silveira Quesada, (alias “Pajarito”, “Siete Sierras”, “Chimichurri”, “Isidorito” y “Oscar 7″). Nació el 20 de setiembre de 1945. Ingresó al Ejército el 1º de marzo de 1965 en el arma de Artillería. En 1968 hizo el “Special Cadet Course” en la Escuela de las Américas.

En 1969 ascendió a alférez y como teniente segundo ingreso al Grupo de Artillería 1 en 1971. Un año después era uno de los torturadores del S2 en esa unidad militar.

Como teniente primero pasa a la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA), donde opera bajo el alias de “Oscar 7″.

Desde 1974 comienza a actuar en el centro de represión “300 Carlos” del Batallón 13 de Infantería, donde encabezaba las sesiones de tortura. En esa unidad militar se produjo la desaparición de ocho dirigentes comunistas, muertos, según la Comisión para la Paz, por los apremios recibidos.

Asciende a capitán en 1976, cuando participa de la represión, secuestro y desaparición de uruguayos en Argentina. Fue él quien, con el “Conejo” Medina, entregó a Macarena Gelman, la nieta de Juan Gelman, a la familia del policía Tauriño, quien la crió bajo una falsa identidad.

En 1977 y 1978 se desempeña en el Estado Mayor del Ejército y opera en el Establecimiento Militar de Reclusión Nº 2 de Punta de Rieles, donde tortura y acosa a las presas políticas allí recluidas. También es enviado a reprimir presos en la cárcel de La Tablada, dada su especialidad como torturador.

En 1980 se encontraba en el Estado Mayor Conjunto (Esmaco) y actúa como jefe de administrativos del Palacio Legislativo, donde funcionaba el dictatorial Consejo de Estado. En la interna militar, era integrante de la Logia “Chucrut”, vinculada al Partido Colorado.

En 1981 es uno de los torturadores y violador de un grupo de estudiantes de la Unión de Juventudes Comunistas (UJC), detenido a fines de la dictadura. Todas sus víctimas coinciden en señalar su perversión y el placer que le generaba la práctica de sus torturas.

Durante la segunda presidencia de Julio María Sanguinetti se desempeña como miembro del equipo del comandante en jefe del Ejército Fernán Amado, a quien asesoraba en la compra de armas al empresario Igor Svetogorsky. Pasó a retiro con el grado de coronel en el año 2000.

José Ricardo Arab Fernández. (Alias: “El Turco”. “305”. “La Bruja”). Nacido el 7 de febrero de 1941. Ingresa al Ejército el 1″ de marzo de 1958, en el Arma de Ingenieros. En 1967 era teniente primero en la Escuela Militar, asciende a capitán en 1970 y pasa al Batallón de Ingenieros N° 3 (Paso de los Toros).

Con el grado de mayor, actúa en el Servicio de Información y Defensa (SID) en 1976, y actúa con el nombre de guerra “305”, en el centro de torturas “300 Carlo” localizado en los fondos del Batallón de Infantería Nº 13. También se integra a la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversiva
s (OCOA).

Ese año 1976 participa de las operaciones de represión contra uruguayos en el centro clandestino de detención Automotores Orletti en Buenos Aires y en el traslado ilegal de medio centenar de ciudadanos. Una veintena de ellos, pasajeros del “segundo vuelo” de Orletti, continúa desaparecido.

Es quien traslada a María Claudia a la Base Valparaíso para darle muerte. Se le adjudica la frase “A veces hay que hacer cosas jodidas”, cuando se llevaba a la nuera de Juan Gelman. Sería uno de los militares que conoce el destino final de la joven argentina.

El 9 de febrero de 1978 fue dado de baja y degradado, según el boletín Nº 1932 del Ministerio de Defensa Nacional. Se dedica a distintos tipos de negocios relacionados al transporte y abasto con una flota de camiones. Hoy aparece como dueño de varias empresas.

Ernesto Avelino Rama Pereira. (Alias: “Oscar 1″. “El Tordillo”. “El Gallego”. “Puñales”). Nacido el 7 de febrero de 1936. Ingresó al Ejército el 1° de marzo de 1955, en el Arma de Infantería. Entre el 15 de enero y el 1º de junio de 1962, realiza el curso de “Motor Officer” en la Escuela de las Américas en Panamá. Hasta 1963 estuvo en el Batallón de Infantería 11 (Minas). Como capitán, en 1964 pasa al Servicio de Material y Armamento y en 1972, se desempeña como S2 (inteligencia) en el Batallón de Infantería N° 1, donde se le sindica como uno de los principales represores de la dictadura.

Desde 1975 actúa como comandante de la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas, que le valió el alias de “Oscar 1″ y actúa particularmente en el centro de torturas “300 Carlos” del Batallón de Infantería Nº 13, donde se produjeron múltiples desapariciones.

En 1976, era uno de los “valpardos” que operaba en la Base Valparaíso, donde fue vista con vida por última vez la joven argentina María Claudia García de Gelman. Rama sería uno de los que dispuso su desaparición y conoce el lugar donde fue enterrada luego de su asesinato.

En los años siguientes cumplió funciones en la cárcel de La Tablada y entre 1980 y 1984 fue asignado al Servicio de Material y Armamento. Hasta 1985, cuando la reinstitucionalización del país, se desempeñaba en el Comando General del Ejército.

Gilberto Valentín Vázquez Bisio. Alias: “307”. “el Judío”, “el Diente”. Nacido el 20 de agosto de 1945. Ingresó al Ejército el 1° de marzo de 1963, en el Arma de Caballería. En 1970 ascendió a teniente primero y a partir del 1971 actuó en el S2 (inteligencia) del Regimiento de Caballería Mecanizada N° 4.

Ascendió a capitán en el mismo cuartel y en el año 1976 pasó al Servicio de Información y Defensa (SID) para actuar en la represión de uruguayos en Argentina y en el centro de torturas “300 Carlo” del Batallón 13 de Infantería, donde tenía el séptimo lugar de mando (“307″).

Estuvo presente en detenciones e interrogatorios de los militantes uruguayos del PVP, secuestrados en julio de 1976. En setiembre y octubre de ese mismo año se le vio en el local del SID de Bulevar Artigas y Palmar, donde había sido trasladada la nuera del poeta Juan Gelman antes de dar a luz una niña.

Gilberto Vázquez era uno de los encargados de la “Base Valparaíso”, la clandestina sede de espionaje que realizaban en la dictadura con una flota de taxímetros, donde fue llevada María Claudia García de Gelman para darle muerte y hacerla desaparecer.

En 1977 asciende al grado de mayor y su primer destino es el Instituto Militar de Estudios Superiores (IMES). Estuvo en Estado Mayor del Ejército a partir del año 1981 con el grado de teniente coronel. Retirado, es docente de estrategia militar en el Calen. Pertenecería a la Logia Tenientes de Artigas. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje