Se extraviaron documentos

Muerte de ex piloto de Goulart bajo sospecha

El viernes pasado Rivero tenía que presentarse en el Juzgado Penal de 4º Turno de Maldonado, para testificar en una denuncia presentada por Enrique Foch Díaz por un presunto robo de acciones con un valor de veinte millones de dólares propiedad de Sun Corporation, presumiblemente una empresa de Goulart.

Ese día concurrieron varias personas, incluido Rui Noé da Silveira, nieto del ex presidente.

Todos aguardaban que Rivero arribara alrededor de las 16 horas, ya que viajaba desde Buenos Aires en el Buquebus. Nunca llegó y al atardecer el abogado Rafael Barla recibió la infausta noticia de parte de la esposa del testigo.

“Sufrió un infarto apenas subió al barco, eso dice la autopsia”, informó el abogado a LA REPUBLICA.

Pero Enrique Foch Díaz, denunciante y amigo de Goulart, anunció que solicitará a la jueza Fany Canesa que reclame a las autoridades argentinas la realización de una nueva autopsia. Además no vaciló en afirmar que “como ocurrió con Jango, el infarto de Rivero fue provocado”.

Reveló además que: “Ruben subió al barco con una pequeña maleta y una carpeta con varios documentos que incriminaban a Ivo Magalhaes en la apropiación de las acciones de Sun Corporation. Nada de eso apareció”.

Por su parte, Barla sostuvo que Rivero “era un testigo clave en esta investigación. El era muy amigo de Goulart y de su hijo Vicente, sabía con exactitud dónde estaban las propiedades. Entre 1972 y 1977 estuvo preso por integrar el MLN pero cuando salió en libertad dedicó gran parte de su tiempo a investigar la muerte del ex presidente.

En esa circunstancia fue cuando tomó conocimiento de los hechos que se le imputan a Magalhaes”.

Foch Díaz, también amigo de Rivero, ha denunciado desde 1982 que “Goulart fue asesinado en una conjunción de intereses entre quienes querían eliminarlo por razones políticas, tal vez vinculados al Plan Cóndor, y quienes pretendían quedarse con su fortuna”.

El ex mandatario murió, presuntamente, a consecuencia de un infarto, pero Foch Díaz asegura que “fue envenenado o le cambiaron los medicamentos”.

Muchas sospechas, ninguna certeza

La súbita muerte de Rivero provocó conmoción y dudas entre los testigos y los investigadores.

El nieto de Jango dijo al periódico Jornal do Brasil que: “El viernes a la noche Alfredo Pérez Pérez, residente en Maldonado y uno de los testigos que estaba en el juzgado, me llamó al hotel. Se encontraba muy atemorizado, decía que él sería el próximo muerto”.

Pérez estaba junto a Goulart la noche que murió en su estancia Las Villas de Corrientes.

El diputado brasileño Luis Carlos Heinze (PPB- Rio Grande do Sul) , miembro de la comisión investigadora, informó que obtuvo la dirección de Magalhaes y en los próximos días se reunirá con él para invitarlo a dar su versión de los hechos ante el Parlamento.

El testigo reside en Montevideo, calle Avenida Italia muy cerca del puente de Carrasco.

En principio la comisión descartó la muerte por envenenamiento de Goulart a través de un cambio de medicamentos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje