PROPUESTAS CONCRETAS

Mujica presentó 16 proyectos de ley para “recuperar la confianza política”

Las propuestas fueron elaboradas por los “jóvenes legisladores” del Espacio 609 y apuntan a “un acuerdo nacional de reafirmación democrática”, explicó el exmandarario.

Mujica presentó 16 proyectos de ley para “recuperar la confianza política”.
Mujica presentó 16 proyectos de ley para “recuperar la confianza política”.

El ex presidente José Mujica dedicó su columna semanal en la emisora M24 a presentar un proyecto “en defensa de la política”.

Se trata de 16 proyectos de ley orientados a recuperar la confianza política y promover la transparencia en el Estado y la función pública que fueron elaborados por legisladores y jóvenes del Espacio 609, con un perfil abierto para que puedan ser debatidos a nivel nacional.

Según explicó el objetivo es “enaltecer la tarea política, en la reconstrucción de la frontera ética para blindar de legitimidad el sistema político y ayudar al próximo gobierno en este contexto mundial más que complejo”.

Mujica consideró que es necesario “preservar la democracia para poder mejorarla” y señaló que la democracia representativa “necesita confianza política” porque “si desconfiamos de la función de la política, hipotecamos la única herramienta que tenemos para poder andar”.

El exmandatario precisó que muchas de las iniciativas presentadas “son aplicables ya y que van a necesitar dese luego una tácita colaboración con el gobierno que viene, cualquiera sea”.

Se trata “en definitiva defender la imagen de la política como actividad de hombres y mujeres que son servidores públicos y no están ni para pasarla bien ni para enriquecerse”, agregó.
“Se trata de incluir a todas las corrientes que participan en la política nacional, crear condiciones de basamentos de confianza para poder asumir después discusiones en problemas que pueden ser duros”.

Entre esos problemas duros e inevitables mencionó al déficit fiscal y dijo que “no se puede enfrentar si previamente no tenemos cambios en el sistema de seguridad social, porque la mayor cantidad de recursos del erario público van a parar, y como peor como tendencia tiende a aumentar, a los déficit que tiene la seguridad social en este país”.

“Semejante discusión y las decisiones que se tomen pueden ser duras”, consideró y agregó que promueven que eso “que se llama la clase política viva como la mayoría de los uruguayos, y por lo tanto debemos dar respuestas concretas a los reclamos ciudadanos, más que por ahorro económico, por generar confianza en la nación que es una forma de defender la democracia”.

Propuestas concretas

En relación a los funcionarios públicos las propuestas apuntan a reducir costos económicos y fortalecer el acceso a cargos presupuestados por concurso.

Otra de las propuestas es establecer una ley general de sueldos para que “ningún sueldo pueda superar en la administración pública al del presidente de la República”.

También proponen la creación de un impuesto a los cargos políticos y de particular confianza, que se volcaría a fondo de vivienda, y topear el número de asesores y secretarios por ministro.

Además buscan prohibir pases en comisión de funcionarios que desempeñan algunos roles clave en el estado, como maestros y médicos y policías “porque los precisamos en sus puestos de trabajo”.

Otra propuesta trata de establecer que los excedentes del Fonasa a los cargos políticos y de particular confianza se deriven al Fondo nacional de recursos para ampliar las prestaciones que éste da.

También proponen eliminar los viáticos dentro del territorio nacional y reducirlos en un 50% en el extranjero, y eliminar partidas de prensa para destinar esos recursos al Plan Ceibal.

Sobre la residencia presidencial de Suárez y Reyes se propone transformarla en una escuela de UTU “porque ahora existe la Torre Ejecutiva para funcionar Presidencia con todo su aparataje que antes no existía”. Y devolver al Jardín Botánico el padrón que se usó para agrandar la residencia presidencial.

“Otro proyecto trata de establecer un régimen especial, distinto para las donaciones que hacen las empresas. Se pretende establecer un fondo que va a ser distribuido por el Parlamento cada vez que discute el Presupuesto o las rendiciones de cuenta por el conjunto de organizaciones sociales que aquí o allá piden apoyo. Creemos que más que el interés particular debe ser la representación de la democracia quien debe distribuir ese fondo”, explicó.

Por otro lado proponen fijar por ley que las ganancias que enrudecen las empresas publicas se dividan en tres partes: una que vaya para Rentas Generales, otra para re-inversión y otra parte para vuelva “a sus propietarios: los usuarios”.

También pretenden establecer la necesidad de informar en cada instancia presupuestal, en las rendiciones de cuenta, “los estados contables de las personas públicas no estatales, nos parece que debe estar el control en el Parlamento asegurado rutinariamente”.

Sobre las fincas e inmuebles vacíos que tiene la administración central, entes autónomos y servicios descentralizados, consideran necesario que “pasen lo más rápido que se pueda a componer una cartera de tierras y viviendas del ministerio de Vivienda”.

Finalmente proyectan establecer la obligación de que los cargos políticos y de particular confianza “deben presentar declaración y certificado de la DGI y el BSP en cuanto están al día de sus obligaciones tributarias”. Y al mismo tiempo “y sin excepciones”, el levantamiento del secreto bancario para aquellos que cumplen esos roles y la reducción de los directorios de los entes autónomos y servicios descentralizados.

Mujica dijo que es un resumen de los proyectos y aseguró que “no son propuestas cerradas, se pueden sumar otras”.

“Estas buenas intenciones deben empezar por el sistema político”, concluyó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje