INTERPELACIÓN

Senado declaró satisfactorias respuestas de Cosse tras interpelación

La Cámara de Senadores, con los votos de los legisladores del Frente Amplio, declaró “ampliamente satisfactorias” las respuestas de la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse”, sobre la construcción del ANTEL Arena, porque “quedó demostrado que el proceso de proyección y construcción estuvo avalado por el apego a la Constitución y las leyes”.

Ministra Cosse durante la interpelación en el Senado por el ANTEL.- Arena.
Ministra Cosse durante la interpelación en el Senado por el ANTEL. Arena.

Cosse fue interpelada este jueves 22 por parte del senador del Partido Independiente, Pablo Mieres.

Luego de cinco horas de debate, la Cámara de Senadores aprobó, por 16 votos a favor en 29 legisladores presentes, una moción de los parlamentarios del Frente Amplio que considera “ampliamente satisfactorias las respuestas de Cosse, reafirmando que la construcción del ANTEL Arena incorpora al Uruguay al circuito y calendario internacional de la cultura y el mundo empresarial”.

Asimismo, “ha quedado demostrado que todo el proceso de su proyección y construcción estuvo avalado por el apego a la Constitución y las leyes de nuestro ordenamiento jurídico”, se indica en la moción aprobada por mayoría.

Cosse expresó ante el Parlamento que “la evolución de precios y factores económicos fueron ajustadas a lo proyectado”.

Negó en forma rotunda que “exista error de cálculo y que se haya pagado más por algo que cuesta menos”.

Aseguró que se trató de un proceso “transparente” en el que las autoridades “estudiaron todos los detalles, y a más de 60 arenas internacionales”.

“Si hay algo que ha tenido control, rigurosidad y seguimiento, ha sido todo ese proyecto. Ha estado todo muy ajustado a lo proyectado, planificado y presupuestado”, sentenció la secretaria de Estado.

También manifestó que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y la Facultad de Derecho “afirmaron que la construcción del complejo multimodal “no viola la Constitución de la República”.

Cosse remarcó que se desarrolló con una visión del rol del Estado y de las empresas públicas “eficiente, eficaz y comprometida con el desarrollo del país”.

Por otro lado dijo que “la reserva de las actuaciones está prevista en la Ley con fundados motivos”.

Respecto del proyecto dijo que se solicitó una “estimación inicial de costos a especialistas de la obra civil, en la que la cifra fue de 40 millones de dólares”.

“Frente a la estimación inicial de 36.000 metros cuadrados de construcción, se sumaron 5.700 metros cuadrados de la escuela y cancha de fútbol y 2.400 metros cuadrados del anfiteatro. Por lo que pasó de 36.000 a 48.000 metros cuadrados”, dijo Cosse.

Por su parte, el presidente de ANTEL, Andrés Tolosa, manifestó que el ANTEL Arena “costó 1.787 dólares por metro cuadrado, mientras que construcciones similares en otros países implicaron valores de entre 2.064 y 16.000 dólares por metro cuadrado”.

En tal sentido, teniendo en cuenta que se construyeron 48.000 metros cuadrados a un costo de 1.787 dólares por metro cuadrado, el costo sería de algo superior a los 85.7 millones de dólares.

“Reafirmamos que no hubo para nada sobrecostos, no se pagó más por algo que cuesta menos”, subrayó Tolosa.

Cuestionamientos

Por su parte, la oposición presentó una moción, que no prosperó, que calificaba como “insatisfactorias las explicaciones respecto al proceso de construcción del ANTEL Arena, por falta de transparencia, incumplimiento de la normativa vigente y uso abusivo de la reserva de información”.

El senador Mieres denunció, durante la interpelación, que con la construcción del ANTEL Arena “se violó en reiteración el artículo 190 de la Constitución de la República, se violaron las normas del TOCAF, se saltearon los procesos licitatorios, se dejaron de lado las múltiples y numerosas observaciones del Tribunal de Cuentas de la República, y en algunos contratos no se siguieron procedimientos competitivos para la selección de los contratistas”.

“Se han ocultado los contenidos de la mayoría de los contratos, se ha pretendido declarar como reservadas todas las resoluciones de ANTEL sobre el proceso de construcción del complejo, y se ha  utilizado una empresa subsidiaria propiedad de ANTEL, de derecho privado, para contratar a los profesionales que trabajaron en la obra sin tener que seguir los procedimientos contractuales correspondientes al derecho público”, cuestionó.

Mieres también dijo que “se ha gastado más del doble de lo que se dijo que se gastaría, se ha elegido al gerenciador sin procedimiento competitivo, se ha firmado un contrato de gerenciamiento asimétrico y se desconoce si ese contrato le asegura a ANTEL tener algún grado de rentabilidad que le permite recuperar su inversión”.

Pero, sobre todo, es un ejemplo de “una forma de gobernar, pasando por arriba de todas las normas vigentes, es un modelo de uso abusivo del poder para tomar decisiones con arbitrariedad sobre recursos públicos, que son de todos los uruguayos”, sentenció.

A su turno el senador nacionalista Luis Lacalle Pou remarcó que en el ANTEL Arena “hay desprecio por lo público, pero con un agregado para fines privados individuales, para hacer campaña política”.

“Desprecio por lo público es no dar información, mal informar, no cumplir con la Ley ni respetar la especialidad del Ente. No se puede festejar los logros del Estado, porque es el deber ser”, dijo el legislador blanco.

A su turno, el colorado José Amorin Batlle cuestionó que el ANTEL Arena haya costado algo más de 82 millones de dólares.

“Nadie dice que el ANTEL no sea mejor para el barrio. No estoy en contra del ANTEL Arena, pero quiero saber por qué costó más de lo previsto”, planteó.

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje