APROBADO

Senado aprobó el ingreso al país de militares y aeronaves de la Fuerza Aérea de EEUU

La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad el ingreso al país de un contingente militar y de aeronaves de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para brindar apoyo logístico y seguridad a su delegación, durante la Cumbre del G-20, que se realizará en de Buenos Aires. Dicha cumbre recibió duros cuestionamientos por parte de legisladores frenteamplistas.

parlamento

El gobierno remitió al Parlamento el proyecto por el cual solicita autorización para habilitar el ingreso al territorio nacional de ocho aeronaves de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y de hasta 400 militares y civiles, ante un pedido específico de la Oficina de Cooperación de Defensa de la Embajada de EE.UU, para brindar apoyo logístico y seguridad a su delegación en la Cumbre del G-20, que se realizará en Buenos Aires, los días 30 de noviembre y 1º de diciembre.

El Ejecutivo también solicita autorización para el ingreso al país de tropas de otros países participantes.

La solicitud generó discrepancias dentro del Frente Amplio, ya que el Partido Comunista y Casa Grande manifestaron sus discrepancias, aunque votaron a favor, debido a un mandato de la bancada.

Durante el debate parlamentario, la senadora Constanza Moreira (Casa Grande) dijo que el pedido es para “formar un escudo de seguridad a los Estados Unidos, y al escudo de los ricos”.

“No es que vayan a invadir el Uruguay, porque tiene fecha de entrada y salida y se hace a través de un proyecto de Ley, en el que la bancada de legisladores y el Ejecutivo tomaron las precauciones para corregirlo y hacerlo más ajustado a la Ley”, remarcó la legisladora.

Reconoció también el convenio de cooperación militar con EE.UU del año 1953, rechazado en su momento con movilizaciones populares por la izquierda, y que tiene por objetivo “facilitar el apoyo logístico y suministros durante el ejercicio combinado y otras operaciones en el cual entra el acuerdo citado”.

“Nunca me quedó claro la necesidad operativa de usar el territorio uruguayo para asegurar que el club de los ricos no pase problemas, porque nosotros no estamos invitados a esa fiesta, la cual es para el G-20, un grupo cuyo proceder y funciones está muy discutido porque los países chicos apoyamos la multilateralidad”, advirtió la legisladora.

Añadió que no le convence el hecho de que Uruguay esté siendo “utilizado como base de operaciones para el G-20”.

“Las Fuerzas Armadas norteamericanas no son ni serán bienvenidas en América Latina. No a las intromisiones militares en nuestro continente”, expresó Moreira.

G-20 y G-7 son la patronal del mundo

En el mismo sentido, el senador comunista, Juan Castillo, manifestó discrepancias y rechazó el ingreso al país de aeronaves y personal militar de los Servicios de los Estados Unidos.

“No hemos hablado de invasión, pero sí hemos marcado nuestra posición política contraria.  La bancada lo declaró como un asunto político y con ello nos mandata a votarlo y lo hacemos con coherencia, porque es parte de la disciplina partidaria y de la necesaria unidad de acción y actuamos en consecuencia. Pero rechazamos esta presencia militar de EE.UU en nuestro país que es inoportuna por la actual coyuntura regional”, dijo Castillo.

Aclaro que se aprueba la autorización “cuando en el continente está peligrando la democracia y el gobierno de los Estados Unidos se ha transformado en un peligro para la paz y la estabilidad del mundo, y ha desplazado miles de soldaos en la frontera con México para reprimir a miles de personas”.

El legislador comunista añadió que el G-20 es una reunión de un grupo selecto de países, y junto con el G-7 “son la verdadera patronal del mundo, corazón del chantaje financiero al que está sometido el planeta”.

Cheque en blanco

Desde la oposición, entretanto, se cuestionaron los artículos 2º y 3º del proyecto, porque el gobierno pide una “autorización genérica”, por si otros países solicitan el ingreso al país para la reunión del G-20.

“Ello es un cheque en blanco para que el Ejecutivo autorice por sí y ante sí, el ingreso de tropas de otros países”, dijo el nacionalista Javier García.

Mientras que el colorado José Amorín destacó la actitud de “respeto” de EE.UU hacia un país soberano como Uruguay, porque fue el único que pidió la autorización con tiempo y con el detalle de la cantidad determinada de personal y aviones que vendrá, como así debe ser.

Dijo que es de esperar que otros países del G-20 no vengan, porque no solicitaron autorización correspondiente. Agregó que en caso de que realicen el pedido con el tiempo debido, no tiene inconveniente en votarlo en forma urgente.

La iniciativa pasó a consideración de la Cámara de Diputados.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje