CUENTAS

Astori dijo que ninguna de las medidas de la Rendición de Cuentas son para beneficio electoral

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, aseguró que la actual Rendición de Cuentas es la más austera y prudente que se haya presentado en año preelectoral desde el 2003, y remarcó que prevé un incremento del gasto del 0,25% del Producto Bruto Interno (PBI) financiado con recursos genuinos.

astori1

El equipo económico de gobierno encabezado por Astori compareció este martes 10 de julio ante la Comisión de Hacienda integrada con Presupuesto de la Cámara de Diputados, para analizar la Rendición de Cuentas.

Astori aseguró que el proyecto del Ejecutivo “hace coherente las restricciones fiscales del país con la necesidad de aplicar avances cautelosos en materia programática y en áreas que son prioritarias para el gobierno, tales como: salud, educación, vivienda y seguridad pública”.

Afirmó que se trata de la Rendición de Cuentas de un año preelectoral “más austera y prudente”, con excepción de la de 2003, instancia en la cual el país comenzaba a salir de la crisis económica y financiera del año anterior.

El secretario de Estado indicó que en el actual mensaje presupuestal “no se ha incluido ningún tipo de medida que comprometa las posibilidades macroeconómicas del Uruguay por tener un beneficio electoral”.

Se trata de una iniciativa que se encuentra “en línea absoluta con el esfuerzo del país para reducir el déficit fiscal, asegurar su trayectoria descendente y mantener un equilibrio macroeconómico sólido”.

Astori remarcó que el incremento del gasto previsto es de 0,25% Producto Bruto Interno (PBI) y se financia con recursos genuinos, “por lo que su impacto fiscal es cero”.

En referencia al objetivo de reducir a 2,5% el déficit fiscal en 2019, dijo que dicha meta fue desplazada a 2020 a raíz de “factores no previstos que incidieron en el resultado fiscal, entre ellos: la no aprobación en el Parlamento del impuesto a las pasividades militares, el conflicto salarial con los funcionarios judiciales y el pago de intereses por parte del Banco Central del Uruguay en la compra de dólares”.

Tales factores aumentaron “notablemente” el déficit fiscal, en un punto más de lo previsto, manifestó Astori.

Financiación riesgosa

Por su parte, el diputado nacionalista Gustavo Penadés remarcó que en la ley de Presupuesto se previó un déficit para 2017 de 2,9% del PBI y terminó siendo un 3,5%, y a mayo de 2018 ya estaba en 4%”.

Denunció que se está ante “una situación fiscal y presupuestal delicada”.

“El ministro Astori reconoció que hay un aumento de la deuda externa y del déficit fiscal, y una caída de la actividad económica vinculada a algunos sectores estratégicos del país”, dijo el legislador blanco.

Agregó que, sin perjuicio de ello, el equipo económico anunció que la Rendición de Cuentas tendrá un “aumento del gasto en más de 3.000 millones de pesos, el cual se asocia a una financiación que es riesgosa, como por ejemplo: las ganancias del Banco República”.

Es decir que, de ahora en adelante, “todas las utilidades del BROU estarán asociadas a financiar parte del déficit fiscal del Estado”, cuestionó Penadés.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje