CINCUENTONES

El Senado sancionó por amplia mayoría el proyecto de Ley que habilita a los cincuentones a desafiliarse de las AFAPS

La Cámara de Senadores aprobó por 20 votos a favor en 29 legisladores presentes el proyecto de Ley del gobierno que brinda la posibilidad a las personas de entre 50 y 59 años de edad a desafiliarse de las AFAPS. La iniciativa ahora deberá ser promulgada y reglamentada por el Ejecutivo.

cincuentones

Con los votos del Frente Amplio y de Alianza Nacional, el Senado sancionó este miércoles 20 de diciembre el proyecto de Ley que habilita la desafiliación del régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio de los ciudadanos de entre 50 y 59 años, denominados “cincuentones”.

En la iniciativa se dispone que las personas que contaban con 50 o más años de edad al 1º de abril de 2016 y que a la fecha de vigencia de la presente Ley hubieren quedado obligatoriamente comprendidos en el régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio “podrán desafiliarse de dicho régimen con carácter retroactivo a la fecha de su incorporación al mismo, y quedar comprendidas en el régimen de transición”.

También se establece el pago de hasta el 90% de lo que corresponde a cada uno de los cincuentones y una corrección a la baja de las comisiones que cobran las AFAPS.

Se incluye a “aquellos obligados a pasar al régimen mixto que ya se hayan jubilado”.

Para la administración de los fondos se creó un fideicomiso que podrá gestionar los activos invirtiendo en el Estado.

Debate

El senador del Partido Nacional Jorge Larrañaga, quien votó a favor del proyecto, dijo que frente “a la nada, el proyecto es una respuesta”.

Expresó que es un tema de justicia, de subsanar un problema que se le causó a un gran bolsón de trabajadores.

Larrañaga manifestó que “discutir seriamente un modelo de seguridad social sustentable es discutir qué modelo de país queremos”.

El legislador blanco indicó que el tema de los “cincuentones”, remite a trabajadores de ingresos medios y medios altos de las primeras generaciones del régimen mixto creado por la ley 16.713, y que ahora, próximos a jubilarse recibirán beneficios “considerablemente menores”.

En algunos casos la diferencia equivale a 34% menos de lo que habría obtenido en el régimen de transición. Estos casos individuales, desde 1996, fueron escasos hasta que llegó el “pelotón” de los “cincuentones”.

Por otro lado cuestionó “el toqueteo de las comisiones que cobran las AFAPS porque en nada tiene que ver con la solución al problema de los cincuentones o del sistema. Es todo hijo de los prejuicios”.

“No votamos con el Frente Amplio. Votamos con la gente que tiene derecho a que le reparen el daño, con los cincuentones perjudicados”, remarcó Larrañaga.

A su turno, el senador colorado Pedro Bordaberry cuestionó que cuando lee el proyecto de Ley piensa que es un “gran paga Dios”, sobre todo por el artículo 24 el cual se refiere a que “los gastos que de la aplicación de la presente Ley generaren al BPS serán atendidos por Rentas Generales, si fueran necesarios”.

“No es que no queramos atender la situación de los cincuentones y de los jubilados, o los niños o subirle el sueldo a todos. Lo que pasa es que se tiene que actuar con responsabilidad”, dijo.

Bordaberry expresó que “no se puede alegre e irresponsablemente recurrir al paga Dios, con 2.500 millones de dólares”.

“Ahora toda la bancada del Frente Amplio dice que la Ley es buenísima, pero casi se va el ministro de Economía, Danilo Astori”, ironizó el legislador colorado.

Por su parte, el nacionalista Álvaro Delgado (Todos)  advirtió que “no es serio aprobar al galope un proyecto de Ley de esta magnitud”.

Mientras que Pablo Mieres (Partido Independiente) cuestionó que “la meta, el objetivo enceguecido, es generar algo que afecte al sistema mixto, que fue demonizado en el año 1996”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje